Actividades desestresantes en el mar

​​

En un territorio en el que es tan importante el mar no podían faltar las actividades acuáticas. El surf, el kitesurf y el windsurf son tres de las más solicitadas.

El lugar preferido por los aficionados al windsurf es El Médano. Es un rincón plagado de locales donde guardar tu material, talleres de reparación y construcción de tablas y chiringuitos para refrescarte al borde de la playa.

Si te decantas por iniciarte en el surf te gustará saber que dispones de decenas de escuelas de tecnificación repartidas por la isla en las que te enseñan los truquillos básicos. Para los expertos, la playa con mejores condiciones para practicarlo es la de Fitenia.
El kitesurf ha tomado un fuerte impulso en los últimos años en la isla. Las playas de Los Balos, El Médano y La Tejita, todas en Granadilla de Abona, son ineludibles si te pirras por este deporte. Otra forma de deslizarte sobre las olas te la da el bodyboard, para lo que tienes que visitar El Confital, La Caleta o Alcalá.
Los más tranquilos pueden optar por paseos náuticos en embarcaciones de recreo que es posible alquilar a precios razonables con y sin patrón. Lo tienes fácil en cualquiera de las marinas de la zona, como San Miguel, Arona (Los Cristianos) o Adeje (Puerto Colón).

El buceo​ es casi obligatorio si pasas unos días en esta parte de la isla disfrutando de su cara volcánica. Puedes encontrar conos y cuevas submarinas y millares de especies animales y vegetales en los fondos cristalinos del Rincón de la Luz. Si no mediante el buceo, prueba con el snorkel: unas sencillas aletas, un tubo y unas gafas te abrirán los ojos al colorido y vital mundo submarino isleño.

Descárgate las empresas de actividades​