Observación de aves - Tenerife
  • Observación de aves
  • Observación de aves
  • Observación de aves

Observación de aves

Escondido entre matorrales, llevas un buen rato aguardando en silencio a que aparezca. De pronto se posa justo a dos metros delante de ti: su plumaje es más colorido aún de lo que creías, y sus movimientos, una mezcla entre decididos y sutiles.Irrumpe en el silencio del bosque con su canto, que te suena a música celestial. Apuntas con tu cámara, convertida ya en una extensión de ti mismo, y aprietas el obturador a velocidad superrápida para captar cada instante… El maravilloso mundo de las aves es tu mundo.

En la Isla se conocen unas 70 aves reproductoras, varias de ellas endémicas. Dispones de 21 puntos distribuidos tanto en zonas de monte como en medianías o en la costa en los que las condiciones son ideales para contemplarlas.


Aguililla o ratonero común
(Buteo buteo insularum)
Se alimenta de reptiles, insectos y pequeños mamíferos como los ratones, que suele cazar en zonas de matorral y cultivos. En general es fácil de ver durante todo el año, para lo que basta con trasladarse a las zonas de monte de la isla y los barrancos, que son sus hábitats naturales.


Pardela cenicienta
(Calonectris diomedea)
Emite un característico sonido lastimero y estridente en las zonas de cría, mientras que en vuelo en mar abierto es silenciosa. Es un ave marina observable en la isla desde la primavera y hasta el otoño: un buen lugar donde apostarse son los cabos en la costa, mucho mejor si es en horas vespertinas.


Petrel de Bulwer
(Bulweria bulwerii)
En España solo se encuentra en Canarias, y de las islas, Tenerife es la que mayor número de ejemplares alberga, unas 400 parejas. Pasan la mayor parte del tiempo pescando en alta mar (plancton principalmente), y solo se acercan a tierra a nidificar. Crían bajo las rocas y en grietas, y son aves de actividad nocturna en las zonas de reproducción. Emiten un sonido similar al del ladrido de un perro pequeño.


Paloma turqué
(Columba bollii)
Esta especie endémica de las islas habita en los bosques de laurisilva. Su alimentación se basa en frutos de faya, laurel, acebiño, madroño… Siempre cría en árboles y su color es grisáceo con reflejos color vino en el pecho y verdosos y rosados en el cuello.


Vencejo unicolor
(Apus unicolor)
El vencejo unicolor es muy fácil de identificar por su forma de ballesta y el chillido agudo que emite. Se pasa la mayor parte del tiempo volando en grupo, y solo se le ve posado cuando entra o sale del nido. Es capaz de dormir en pleno vuelo. Se trata de un ave migratoria que vuelve todos los años desde África en primavera y verano. Además de los barrancos, entre sus sitios preferidos para criar están las casas abandonadas y los edificios de las zonas urbanas.


Halcón tagarote
(Falco pereginus pelegrinoides)
Es otra de las especies que solo se encuentran en Canarias -si nos ceñimos al territorio nacional-. Su origen es norteafricano, aunque se registran ejemplares en lugares tan lejanos como Egipto o Mongolia. Entre sus zonas de cría preferidas se hallan los acantilados marinos y los barrancos con escasa vegetación. De gran envergadura, hasta un metro, se alimenta de palomas y pequeñas aves.


Gorrión moruno
(Passer hispaniolensis)
Gregario por naturaleza, anida en huecos de árboles, pero también en postes y torretas. Son vegetarianos y ruidosos (se les puede oír a unos cuantos cientos de metros de distancia). Siempre fue un ave muy común en la isla, si bien en los últimos años es más difícil de ver. Los mejores lugares son los pueblos y los parques y jardines de las ciudades.


Canario
(Serinus canaria)
Es uno de los símbolos de Canarias, una especie exclusiva de este archipiélago junto a los de Madeira y Azores. Presenta tonos parduzcos en su parte superior y verdes y amarillos en el pecho y la cara. Es habitual verlo en bandos de muchos ejemplares buscando semillas por los bosques y cultivos. La subespecie doméstica del canario silvestre es el ave más popular del mundo como animal de compañía.


Mosquitero canario
(Phylloscopus canariensis)
Se mueve por zonas más o menos frondosas de monte y bosques de laurisilva, pero no hace ascos ni a zonas cultivables ni a jardines. Insectos, frutos y polen son la base de su dieta. Frecuente tanto en la costa como en las cumbres.


Pinzón vulgar
(Fringilla coelebs)
Existen 16 subespecies en el mundo, de las que tres se dan en Canarias, una de ellas en Tenerife. Es habitual verlos pululando por los bosques de laurisilva y pinares húmedos. Se alimentan de semillas, aunque los ejemplares más jóvenes también incluyen insectos en su dieta.


Pinzón azul
(Fringilla teydea)
Su plumaje azul luce fantástico cuando están en época de cría, una tonalidad que se vuelve azulada-parda el resto del año. Es una especie endémica de Canarias que habita en pinares de la isla (se puede ver en los de Teno, Aguamansa, Boca Tauce, Arico… ). Come semillas de pino, codeso y escobón, y también larvas, que extrae de la propia corteza de los pinos.


Guincho o águila pescadora
(Pandion haliaetus)
Ligada íntimamente al medio marino, crea sus nidos en islotes y en acantilados como el de Teno, uno de los lugares de localización habitual. Se alimenta solo de peces. Es cada vez más difícil de ver, al tratarse de una de las rapaces más escasas de Tenerife.


Gorrión chillón
(Petronia petronia)
La pequeña mancha amarilla del centro de su cuello es una de las marcas diferenciadoras del gorrión chillón, en el que precisamente su intenso chillido, agudo y nervioso, es otro de sus rasgos definitorios. Huraño y desconfiado en la época de cría, se deja ver con menos timidez en otoño e invierno. Para avistarlo es necesario dirigirse a las zonas de cultivo tradicional en el macizo de Teno y Adeje.


Reyezuelo de Tenerife
(Regulus teneri_ae)
De reducido tamaño (de hecho, con sus nueve centímetros de longitud es la más pequeña de las aves que se reproducen en Tenerife), habita exclusivamente en pinares. Su alimento son los invertebrados que localiza entre ramas de árboles y arbustos.


Paloma rabiche
(Columba junoniae)
A pesar de que la población de la paloma rabiche ha ido menguando paulatinamente, es posible avistarla sobre todo en barrancos de la parte norte de la isla y en zonas de fayal-brezal o monteverde.


Camachuelo trompetero
(Bucanetes githagineus)
Esta especie seriamente amenazada es habitual en laderas, barrancos y parajes rocosos. Es un pájaro cabezón y de pico corto que se torna rojo en periodo nupcial.


Herrerillo norteafricano
(Parus teneri_ae)
La parte alta de su cabeza es azul cobalto, y sus alas y cola presentan un tono añil. Contrastan con el verde de su dorso y el amarillo de sus partes inferiores. Es una especie que solo se encuentra en Canarias y el norte de África. Le gusta moverse por los retamares del Parque Nacional del Teide, donde caza pequeños invertebrados.


Alpispa o lavandera cascadeña
(Motacilla cinerea canariensis)
Destaca en su apariencia esbelta su larga cola basculante, que utiliza para los rápidos quiebros que realiza en pleno vuelo. Se nutre de arañas, insectos y crustáceos. Las charcas, las acequias y zonas de cultivo son los lugares en los que acostumbra a pasar la mayor parte de su tiempo.


Chorlitejo patinegro
(Charadrius alexandrinus)
Es habitual de playas, saladares y zonas costeras. Construye su nido cerca del agua, en pequeñas hendiduras acotadas por guijarros, algas o trozos de conchas. En la isla se concentra en el litoral del Médano y Montaña Roja, si bien en época invernal es posible toparse con ejemplares en otros puntos de la costa isleña.


Bisbita caminero
(Anthus bethelotii)
Cuando se siente amenazado raramente vuela en su huida; prefiere correr haciendo pequeñas paradas intermitentes. Es una especie endémica de la Macaronesia. Observable desde el nivel del mar y hasta los 3.000 metros de altitud, en zonas de poco arbolado o vegetación dispersa. Es habitual tropezárselo en medio de caminos, y de ahí su nombre. Come saltamontes grillos y orugas.


Pico picapinos
(Dendrocopus major)
Para alimentarse busca insectos (más que nada larvas) bajo las cortezas de los árboles. Trabaja todo tipo de madera, que es capaz de taladrar sin mayor problema gracias a su poderoso pico. En Tenerife y Gran Canaria existen dos subespecies del pico picapinos.

Mirador Pico del Inglés

Descripción: En las cumbres del macizo de Anaga y rodeado de un frondoso bosque de laurisilva se encuentra el mirador de Pico del Inglés, desde donde se divisa buena parte del Parque Rural de Anaga. Buena localización para observar diferentes especies de rapaces, aves forestales y palomas de la laurisilva.

Acantilado de Los Gigantes

Descripción: En la costa oeste del macizo de Teno se encuentra esta imponente pared de roca, fruto de la erosión de miles de años. Sus playas y barrancos albergan especies amenazadas como el guincho, el halcón tagarote y el cuervo.

El Portillo

Descripción: En los límites del Parque Nacional del Teide se encuentra el Área de Servicios de El Portillo, rodeada de retamas, codesos y vegetación exclusiva de este lugar. Desde el Centro de Visitantes parten varios senderos que nos permitirán conocer la biodiversidad de la alta montaña canaria.

La Caldera de La Orotava

Descripción: Esta es una zona recreativa desde donde parten diferentes itinerarios a pie. Predomina un denso bosque de pinar húmedo al borde del monteverde, con muchas aves forestales para avistar.

Monte del Agua

Descripción: Es uno de los bosques de monteverde mejor conservados de la isla. Sus barrancos están poblados por palomas de laurisilva y rapaces forestales.

Monumento Natural Montaña de Guaza

Descripción: Montaña volcánica erosionada por el paso del tiempo enclavada al borde mismo de Los Cristianos. Su vegetación, propia de ambientes desérticos, sirve de refugio a varias especies de aves esteparias como el alcaraván, el alcaudón real y el camachuelo trompetero.

Paisaje Protegido de Las Lagunetas

Descripción: Localizada en las cumbres de La Esperanza, se trata de una amplia formación boscosa poblada en su mayoría por pinos y eucaliptos. Muy recomendable para la observación de aves forestales.

Reserva Natural Especial Barranco del Infierno

Descripción: Abrupto barranco situado en el macizo de Adeje. Su cauce posee un frondoso bosque de sauces canarios y de sus paredes cuelgan dragos y sabinas. Buen lugar para la observación de rapaces y aves de montaña.

Reserva Natural Especial de Montaña Roja

Descripción: Zona costera al sur de la isla formada por playas de arena y bajíos, al pie de un imponente cono volcánico de lavas rojizas poblado de tabaibas. Es un excelente lugar para la observación de aves marinas y acuáticas migratorias.

Reserva Natural Especial del Malpaís de Güímar

Descripción: Es un inmenso campo de coladas volcánicas rodeado de tierras de cultivo, urbanizaciones y zonas industriales. El paisaje está salpicado de cardones y tabaibas entre los que hacen su vida varias especies de aves cantoras.

Reserva Natural Especial del Malpaís de Rasca

Descripción: En el extremo sur de la isla se encuentran los restos de un antiguo volcán cuyas sus coladas petrificadas se internan en dirección al océano. Desde la franja costera se pueden observar diversas especies de aves marinas y garzas.

Reserva Natural Integral Roques de Anaga

Descripción: Situados a escasos metros de la costa norte del macizo de Anaga, están colonizados por dragos y arbustos leñosos. La visita está prohibida para evitar que se alteren las condiciones de vida de las importantes colonias de aves marinas que habitan en ellos. La alternativa es observarlas desde la costa tras un recorrido a pie o navegando desde el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

San Cristóbal de La Laguna, Ciudad Patrimonio de la Humanidad

Descripción: El casco antiguo de San Cristóbal de La Laguna alberga algunos de los edificios más antiguos de Canarias. Sus parques y jardines son excelentes lugares para la observación de vencejos, tórtolas y gorriones, entre otros.

Sitio de Interés Científico de Barranco de Ruiz

Descripción: Barranco salpicado de dragos, palmeras, sabinas y plantas endémicas de las islas. Excelente lugar para ver rapaces, palomas rabiche y pájaros del sotobosque.

Taganana

Descripción: En el interior del Parque Rural de Anaga se localiza el caserío de Taganana, al final de grandes paredes y bancales de cultivos de viña, verduras y frutales. Es un buen lugar para la observación de aves de zonas agrícolas y rapaces.

Teno Alto

Descripción: Zona de pastos de cabras intercalados con brezales y cultivos de secano en los que avistar bandos de aves agrícolas.

Teno Bajo

Descripción: Llanura que se extiende a los pies de los acantilados del Macizo de Teno. Predominan los cardones y las tabaibas. Buen sitio para acomodarse a observar rapaces y aves marinas.

Villa de La Orotava

Descripción: Los tejados de las antiguas casas que forman el casco histórico son el refugio de cientos de vencejos. En sus plazas y jardines además podemos observar varias especies de aves urbanas.

Zona recreativa de El Lagar

Descripción: Ubicada a los pies del Teide, está rodeada de un tupido bosque de pinos canarios y un sotobosque de arbustos de monteverde. Ideal para observar aves forestales.

Zona Recreativa de Las Lajas

Descripción: Al borde de la vertiente sur de Las Cañadas del Teide se encuentra esta amplia zona recreativa, enclavada en un pinar claro y pobre en sotobosque. Sus viejos árboles dan cobijo a pinzones, gavilanes y picapinos.

Zona Recreativa de Ramón Caminero

Descripción: Una zona recreativa situada en la cabecera del Valle de La Orotava y al borde de Las Cañadas del Teide. Durante las primeras horas de la mañana y últimas de la tarde se pueden observar aquí algunas de las especies más singulares de nuestros bosques.

Observar aves en Tenerife es posible en cualquier momento gracias a su temperatura medi...Leer más
cerrar
¿Cuándo?

Observar aves en Tenerife es posible en cualquier momento gracias a su temperatura media anual de 22 grados. Para las migratorias, depende de la época. Es entre finales de verano y principios de otoño cuando puedes disfrutar del paso por aquí de especies como el charrán ártico o la pardela sombría.

Te bastará con tu equipo habitual si eres ya aficionado. En caso de que desees i...Leer más
cerrar
¿Qué necesito?
  • Te bastará con tu equipo habitual si eres ya aficionado. En caso de que desees iniciarte, no te vendrán mal unos prismáticos y telescopio portátil con trípode.
  • Si quieres sacar fotos o registrar el canto de las aves, no olvides la cámara y una grabadora con un buen micrófono.
  • Llevar un folleto o libro con las características de las aves más habituales de Tenerife (tamaño, plumaje, sonidos, hábitats), te ayudará a identificarlas con mayor facilidad.
  • Para un control más exhaustivo de tu actividad es casi obligatoria una libreta en la que anotar los datos de tu observación.
En general no es necesario que solicites permisos para el avistamiento de aves salvo qu...Leer más
cerrar
¿Hacen falta permisos?

En general no es necesario que solicites permisos para el avistamiento de aves salvo que te adentres en espacios protegidos que lo requieran. Un buen consejo es que te asesores con empresas especializadas en esta actividad.

Consejos prácticos
Lleva calzado apropiado para andar por zonas de tierra o rocosas.Cuando pre...
Leer más
cerrar
Consejos prácticos
  • Lleva calzado apropiado para andar por zonas de tierra o rocosas.
  • Cuando preveas estar muchas horas, lleva abundante agua y provisiones suficientes para aguantar sin problemas.
  • Mete en la mochila protección solar y gorra o sombrero para protegerte si vas a realizar esta actividad de día.
  • Asegúrate de no disturbar con tu presencia el desarrollo normal de la vida de las aves y del resto de especies animales y vegetales que te encuentres.
  • Galería multimedia