TRES DÍAS EN TENERIFE - Rutas en coche - Tenerife

Tres días en Tenerife

Recorrido por los lugares imprescindibles de la Isla
Tres días en Tenerife
cerrar
Enviar página por mail
Completa el captcha

Día 1. El Teide, La Orotava e Isla Baja

El Teide y La Orotava

Este recorrido comienza en El Teide, al que se accede por varias carreteras, tanto por el norte como por el sur de la isla. Puedes recorrer todo el Valle de Ucanca, una inmensa llanura de lava volcánica, y fotografiarte junto a los Roques de García con el Teide de fondo. En los Roques hay un mirador con unas vistas excepcionales de Las Cañadas. Si lo deseas puedes subir hasta la cima tras solicitar un permiso en las oficinas del Parque Nacional. Un moderno y seguro teleférico te dejará a unos 200 metros del final, mientras que el resto hay que hacerlo a pie por unos senderos que conducen hasta el pico. Las vistas a 3.718 metros de altitud son impresionantes.

Del Teide al Norte. Puedes comenzar por La Orotava, pueblo con un bello conjunto histórico. No te pierdas la visita a la Iglesia de la Concepción, la de San Agustín, la Casa de los Balcones y el Ayuntamiento. Aquí puedes comprar los apreciados productos de artesanía típica de la Isla.

Isla Baja

Es la zona más al noroeste de la Isla y en ella encontrarás pueblos con gran encanto como Los Silos, Garachico o Buenavista del Norte. La carretera que los recorre te llevará hasta el Parque Rural de Teno, un enclave único que te dejará maravillado por lo abrupto del paisaje.

Día 2. Santa Cruz, La Laguna, Las Teresitas y bosques de Laurisilva

Santa Cruz y La Laguna

Santa Cruz y La Laguna son dos ciudades que con el tiempo han acabado uniéndose, aunque siguen siendo muy diferentes. Animada y vanguardista La Laguna, de porte más señorial y solemne Santa Cruz. En esta última, su Auditorio o pasear por las calles que rodean a la Iglesia de la Concepción son propuestas muy aconsejables.

En La Laguna, visitar el conjunto histórico es de obligado cumplimiento, ya que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999. Los edificios más emblemáticos son la Catedral, la torre de la Iglesia de la Concepción y el Museo de Historia de Tenerife.

Las Teresitas

Para acceder a esta playa necesitas recorrer unos cinco kilómetros desde el corazón de Santa Cruz. Nada más llegar te encuentras con el barrio pesquero de San Andrés, plagado de pequeños restaurantes donde preparan sabrosas recetas de pescado frito, calamares y otros productos del mar. No esperes locales de postín ni florituras; lo que prima es la comida fresca y preparada al modo tradicional. Tampoco has de preocuparte mucho por las apariencias. Los comensales suelen aprovechar un alto en su día de playa para venir a almorzar en chanclas y bañador, y luego continúan su periodo de relax bajo el sol.

La arena rubia de Las Teresitas se extiende varios kilómetros a lo largo. Por eso es estupenda para dar largos paseos por la orilla. Muchos optan por pasarse el día entero aquí disfrutando de sus aguas tranquilas y plácidas, al arrullo de las palmeras tropicales cuando son acariciadas por la brisa.

Bosque de Laurisilva

Desde la playa de Las Teresitas es sencillo acceder al Parque Rural de Anaga. Al ascender por la carretera te deleitas con las vistas sobre el océano. Tu destino es uno de los bosques de Laurisilva más antiguos del planeta. Un frondoso laboratorio natural con especies vegetales y animales que no hay en ninguna otra parte del mundo.

Día 3. Avistamiento de cetáceos, acantilado de Los Gigantes y Masca

Avistamiento de cetáceos

En las cristalinas aguas del sur de Tenerife habitan varias colonias de cetáceos. El apuntarse a una excursión para avistarlos se ha convertido en una de las actividades preferidas de los turistas. Es también una de las que más huella les dejan durante sus vacaciones en la Isla, por la belleza y la paz que les transmiten estos animales.

Se dejan ver todos los días del año (algo que ocurre en pocos lugares del mundo), y nadan además muy cerquita de la costa, a unas escasas tres millas. Para disfrutarlos como debe ser, súbete a alguno de los barcos que zarpan a diario con ese fin desde Los Cristianos, Puerto Colón o Los Gigantes.

Acantilado de Los Gigantes

Nacen al borde del mar, y su altura da vértigo. Alcanzan hasta 600 metros de altitud. Éste es uno de los tesoros naturales de Santiago del Teide; el otro es la Playa de la Arena, de bandera azul, que se abre en su costa. Es una de las más valoradas de la Isla y su belleza salta a la vista. Ideal para darse un baño con vistas a la isla de la Gomera.

Masca

Este pequeño caserío al que se accede desde Santiago del Teide —por la carretera TF- 436—, se esconde en lo alto de un barranco que es punto de referencia para los amantes del senderismo y la naturaleza. El sendero, que baja hasta el mar, es de dificultad alta, recomendado solo a expertos senderistas.

cerrar
Cómo llegar a:

Tres días en Tenerife

Abrir en Google Maps

Galería multimedia