Paseos sobre ruedas

Las carreteras de Tenerife son ideales para el cicloturismo. Las que se adentran en zonas como la Corona Forestal o el Parque Rural de Anaga te permiten sentir la fuerza volcánica del terreno que las rodea, y encima poseen un buen pavimento y poco tránsito de vehículos, que es lo que sueñan los aficionados a este deporte.

La subida al Teide es la ruta cicloturista más realizada. Equipos profesionales que compiten en pruebas como el Tour de Francia, la Vuelta a España o el Giro de Italia fijan aquí su cuartel general de entrenamiento cada año durante varias semanas. De hecho, los últimos ganadores del Tour se pusieron a punto aquí.

La otra versión de bicicleta, la de montaña, ofrece también innumerables alternativas, con unos 2.000 kilómetros de pistas forestales perfectas para recorrerlas con tu bike.