Siéntete como pez en el agua (literalmente)

Tenerife goza de un mar cálido y agradable que te anima a zambullirte en sus profundidades, repletas de cuevas y recovecos naturales de origen volcánico. Clubes de buceo y empresas especializadas ponen a tu disposición lo esencial para garantizarte una intensa jornada marina.

Abades, Montaña Amarilla, La Caleta y Playa San Juan son los sitios preferidos para una inmersión. Prepárate para entrar en el mágico mundo de las esponjas, pulpos, estrellas de mar, tortugas y todo tipo de peces como el sargo, el jurel o la vieja (un pescado de color rojo brillante que está riquísimo y que no falta en la carta de casi ningún restaurante de la isla).