Vela y vela ligera

Imagina un invierno con sol y viento de 22 nudos. Miras al horizonte y el mar parece una infinita llanura esperando a que la navegues. Revisas las velas y el equipo... ¡todo listo! Solo tienes que salir del puerto y empezar a navegar.

En toda la Isla, aunque las vertiente este y sureste son las más ventosas. Para atracar tu barco, tienes a tu disposición las diferentes marinas de la Isla:

No pudimos encontrar ningún resultado que coincida con la búsqueda.

Puedes contar con una central de reserva que te puede facilitar el tipo de embarcación que vayas a necesitar.

No pudimos encontrar ningún resultado que coincida con la búsqueda.