San Miguel de Abona - Tenerife
  • San Miguel de Abona

San Miguel de Abona

​​​​

Este es un municipio de contrastes donde disfrutar desde campos de golf y parques de ocio a preciosas edificaciones históricas. Todo ello, junto a sus enormes valores naturales que es posible conocer de cerca a través de un recorrido por sus senderos. ​

San Miguel de Abona es un pintoresco municipio del sur de Tenerife, cuyos orígenes se remontan al Menceyato de Abona. Se ha caracterizado siempre por ser un municipio de contrastes, por su belleza y tranquilidad, con una amplia variedad de rincones con encanto. Son muchas las posibilidades que ofrece al visitante: degustación de productos de la tierra, recorridos por las calles del casco antiguo, que ha sido declarado recientemente Bien de Interés Cultural, donde el viajero puede descubrir un austero, pero singular conjunto histórico-artístico. Lugares como la Parroquia Matriz de San Miguel Arcángel (construida en 1796), la Casa Museo El Capitán (residencia de Los Alfonso a finales del siglo XIX), la Biblioteca Municipal (primera sede del Ayuntamiento), la Casa Natal de Juan Bethencourt (médico, historiador, antropólogo, etnógrafo, profesor y periodista nacido en San Miguel en 1847), la Casa Azul (actual sede del Ayuntamiento) o la Casa Cuatro Esquinas (actual Oficina de Turismo) se hacen visitas imprescindibles en nuestro municipio. Además, por su privilegiada situación geográfica, Costa San Miguel es un lugar ideal para la de la práctica de un sinfín de actividades al aire libre, cabe destacar el golf, ya que el municipio cuenta con 2 magníficos campos, Golf del Sur y Amarilla Golf, pioneros en el sur de Tenerife, así como el puerto deportivo La Marina San Miguel, que completa la oferta de ocio activo del municipio, puesto que ofrece un amplio abanico de deportes acuáticos y subacuáticos, todo ello arropado por la amabilidad de su gente. El municipio de San Miguel complementa su oferta de ocio en contacto con la naturaleza con varios senderos rodeados de espectaculares paisajes, que lo han convertido en un punto esencial para aquellos que deciden optar por unas vacaciones sanas y activas. Si nos situamos en la parte más alta del municipio hallaremos una orografía salpicada por un conjunto de conos volcánicos que le dan una cierta complejidad paisajística. Hay largos y profundos barrancos que tienen su nacimiento en la cumbre y mueren desembocando en la costa, en la que sobresalen algunos cantiles de escaso desarrollo y pequeñas playas de callaos y arenas negras. En Costa San Miguel debemos hacer mención de la Reserva Ambiental de San Blas, que tiene un gran valor paisajístico y etnográfico y el espacio protegido de Montaña Amarilla.

San Miguel de Abona puede descubrirse a través de una ruta peatonal por su casco histórico. Su trazado responde a un modelo lineal notable en la calle de la Iglesia, que se corresponde con el antiguo camino real que conectaba Granadilla y San Miguel con el Valle San Lorenzo. La ruta comenzaría en el Museo de Historia Casa del Capitán, de gran importancia tanto en cuanto al edificio como en el contenido que alberga. La siguiente parada es el Calvario, un pequeño templo de forma rectangular que data del siglo XIX. Si se continúa por la calle de la Iglesia el visitante encontrará el edificio de la Biblioteca Municipal, de gran importancia en la historia del municipio, y a la parroquia de San Miguel Arcángel. El paseo finalizaría en la sede del ayuntamiento, La Casa Azul, que destaca por su pasillo exterior y su estilo brasileño.

Galería multimedia