La Laguna - Tenerife
  • La Laguna

La Laguna

​​

La Laguna es un lugar de encuentro de gente moderna y jóvenes estudiantes alrededor de su universidad, la primera de Canarias. Las calles peatonales del centro están siempre llenas de vida, con músicos callejeros y cientos de tascas, restaurantes y bares. Más allá de visitas a sus tiendas, con suntuosos artículos vintage o ropa de moda vanguardista, resulta muy reconfortante conocer las iglesias, casonas y edificios históricos de esta ciudad antigua y deslumbrante declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.​​

El término municipal de San Cristóbal de La Laguna se sitúa al noreste de Tenerife, entre el macizo de Anaga y el monte de La Esperanza. Ubicado a una altitud aproximada de 600 metros, su mayor elevación se encuentra en Cruz de Taborno, a 1.020 metros sobre el nivel del mar. En su costa, en el norte del municipio, se localizan las comarcas agrícolas de Tejina y Valle de Guerra, pero también los centros turísticos de Bajamar y Punta del Hidalgo. En Anaga destacan los caseríos de El Batán o Las Carboneras, entre otros asentamientos rurales. En el centro del municipio, en una extensa vega, se alza la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, declarada Bien Cultural y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Fue la primera ciudad colonial sin murallas que conserva prácticamente intacto su trazado original del siglo XV, que sirvió de modelo para muchas ciudades coloniales en América. Sus calles, marcadas por una atractiva actividad comercial, gastronómica y de ocio, están llenas de monumentos y edificios históricos.

El nombre guanche de la zona sobre la que se asienta La Laguna era Aguere, término que aún se utiliza hoy en día para referirse al municipio. También es conocida como la Ciudad de los Adelantados, ya que en ella residieron el Adelantado Alonso Fernández de Lugo y sus descendientes. Tras la conquista de Tenerife, La Laguna fue la primera capital de la isla, lo que la convirtió en el centro del poder político, económico y cultural del archipiélago. El primer plano que se conserva de la ciudad fue realizado por el ingeniero italiano Leonardo Torriani y data de 1588. San Cristóbal de La Laguna ostenta actualmente los títulos de Muy Noble, Leal, Fiel y de Ilustre Historia Ciudad de San Cristóbal de La Laguna.

La Universidad de La Laguna es una de las instituciones más emblemáticas de este municipio, y una muestra de la importancia cultural de la ciudad. En sus afueras, en la zona conocida como Los Rodeos, se encuentra también el primer aeropuerto de Tenerife conocido actualmente como Tenerife Norte. Este aeropuerto cuenta con buenas conexiones al resto del archipiélago, así como a diferentes puntos de la Península y del extranjero. Además, su cercanía a la capital y a la zona turística de el Puerto de la Cruz son ventajas con las que cuenta por su ubicación.

En la costa de San Cristóbal de La Laguna destacan los charcos y piscinas naturales de Punta del Hidalgo, junto a las que se ubica un moderno faro. La localidad vecina de Bajamar también dispone de amplias zonas de baño que la sitúan como una de las zonas de descanso favoritas tanto entre laguneros como entre los turistas.

La principal ventaja del casco histórico de La Laguna es que su rico patrimonio se encuentra concentrado en un espacio muy reducido, debido a la propia historia y evolución de la ciudad. Es fácil recorrerlo con una ruta peatonal que comience en la plaza del Adelantado, donde el visitante podrá conocer los valiosos edificios que la rodean, como la Casa de Anchieta, el palacio de Nava o el monasterio de Santa Catalina de Siena, sin olvidar el edificio del Ayuntamiento. Al proseguir por la calle de la Carrera, que forma parte del trazado original de la ciudad, se descubren las casas del Corregidor, de la Alhóndiga y la de los Capitanes. El paseo continúa entre comercios, cafeterías y restaurantes, hasta llegar a la Catedral de San Cristóbal de La Laguna, que merece un alto en el camino por su interesante patrimonio artístico. La siguiente parada sería la plaza y la iglesia de la Concepción, cuya torre preside la ciudad. Cerca de la plaza se encuentra la calle de Herradores, con interesantes muestras de arquitectura tradicional canaria, y la calle de San Agustín, donde el paseo llevará al visitante a descubrir las casas de los Jesuitas, Montañéz y de Salazar.

Destacan los edificios del Palacio de Lercaro, que acoge el Museo de Historia de Tenerife; la iglesia y hospital de Nuestra Señora de los Dolores, a la iglesia de San Agustín, actualmente en ruinas, y el Instituto de Canarias. Si la ruta resultara demasiado breve, nada mejor que pasear por las calles adyacentes, en las que se ubican edificios de gran valor como la casa de Ossuna o el palacete Rodríguez de Azero. Una parada obligatoria es el Real Santuario del Santísimo Cristo, una de las imágenes religiosas más veneradas en Canarias. El Ayuntamiento de La Laguna ofrece regularmente rutas gratuitas por la ciudad, en la que los guías ayudarán al visitante a comprender y descubrir el valioso patrimonio del municipio.

Senderos del municipio homologados

San Cristóbal de La Laguna cuenta con varios senderos homologados que recorren sus frondosas cumbres. La ruta PR – TF 10 Cruz del Carmen - Punta del Hidalgo desciende desde el centro de visitantes hasta la costa de Punta del Hidalgo y está reservado a senderistas con cierta experiencia, ya que tiene una longitud aproximada de 10 kilómetros y una duración de unas cuatro horas. En esta ruta pueden conocerse los caseríos de Chinamada y Las Carboneras. PR –TF 10.1 Las Escaleras – Las Carboneras – Chinamada es otro sendero, mucho más breve y de nivel medio, que permite descubrir ambos caseríos.

Galería multimedia