La Guancha - Tenerife
  • La Guancha

La Guancha

​​​​

Varias capillas y ermitas (Santo Domingo, Santa Catalina, San Lucas, El Calvario…) pueblan el casco de La Guancha, a cual más encantadora. Junto a ellas, la Charca del Viento, obra de la lava, es otra de las visitas recomendadas para quienes se acerquen a este pueblo. La zona recreativa de El Pinalete es ideal para una jornada con la familia en el monte. ​

La Guancha es un municipio tinerfeño ubicado en el norte de la isla, entre San Juan de la Rambla, Icod de los Vinos y La Orotava. Ocupa 23,78 km2 que abarcan desde las laderas del Teide hasta el mar. La principal actividad de La Guancha se centra en el sector servicios, con pequeños comercios que complementan la oferta turística del Puerto de la Cruz.

El nombre de este municipio se debe a una leyenda que cuenta cómo un grupo de soldados castellanos, durante la conquista, encontraron a una bella aborigen recogiendo agua de una fuente en una vasija de barro. El capitán quedó prendado de aquella mujer y ordenó que sus soldados la capturaran. La guanche prefirió lanzarse al barranco antes que verse presa en manos de los conquistadores. En su honor, la zona que hoy ocupa el casco histórico del municipio se denominó Fuente de La Guancha. Esta historia también queda reflejada en el escudo del municipio, con dos mujeres aborígenes sosteniendo un cuenco de barro en los brazos como tenantes, y una cinta de gules con la leyenda “Nombre te dieron agua y mujer” en letras de oro. En el escudo también queda representado el Teide y los bosques que existen en las cumbres de La Guancha.

Las rutas en bicicleta son una de las mejores maneras de conocer el entorno natural de La Guancha. A través del deporte y del contacto con la naturaleza, el ciclista puede recorrer algunos de los puntos más destacados de la geografía de este municipio.

Cuatro rutas parten de la llamada Casa de la Pradera

Una de ellas asciende hasta la zona de campamento Barranco de la Arena hasta descender por la pista Fuente Pedro. Otra de las rutas llega hasta el parque recreativo El Lagar y se dirige hacia el parque de Arenas Negras y hacia Las Montañetas hasta llegar a la pista Fuente Santa y regresar al punto de partida. La ruta circular Casa de la Pradera-Icod el Alto-Casa de la Pradera permite al ciclista descubrir las zonas conocidas como Fuente de el Barco y Los Campeches. La última de las pistas que parten de la Casa de la Pradera llega hasta el Parque de la Tahona antes de proseguir hacia Los Toboganes y el Pino Llorón: Esta ruta pasa también por la pista de El Tubo, en dirección al Barranco de la Arena.

Desde esta zona del Barranco de la Arena parte una ruta que finaliza en la Caldera de La Orotava a través de la pista de El Tubo en dirección a Chanajiga en un recorrido que si se realiza de ida y vuelta consta de aproximadamente 20 kilómetros. Otra opción es empezar directamente desde El Lagar hacia Llano del Hospital para llegar a Chío por la carretera TF-38. En el kilómetro 15 el ciclista deberá tomar la pista que lleva al volcán Chinyero y girar a la derecha en los dos primeros cruces. Si el tercer cruce se gira hacia a izquierda es fácil enlazar la ruta con el camino de vuelta hacia El Lagar.

Galería multimedia