Adeje - Tenerife
  • Adeje

Adeje

​​

Aunque empezó siendo un pequeño pueblo cerca de la montaña, el auge del turismo a partir de mediados del siglo pasado hizo de su zona costera uno de los lugares de vacaciones más relevantes de toda Europa. Adeje combina su carácter de pequeño enclave rural, plagado de senderos y paisajes naturales fascinantes, con una planta hotelera de 4 y 5 estrellas de primer nivel. Parques temáticos, playas y opciones de ocio como el avistamiento de cetáceos lo convierten en un destino completo.​

El municipio de Adeje está situado en el Suroeste de la Isla y ocupa una superficie de 105,94 km2, siendo el sexto municipio tinerfeño de mayor extensión. Allí se encuentran algunos de los materiales geológicos más antiguos de la Isla, combinados con una intensa actividad erosiva de la que son fieles exponentes el Roque del Conde o el Pico de Abinque. También destaca el Barranco del Infierno, protegido como Reserva Natural Especial, y el cráter freatomagmático de la Caldera del Rey. Más del 45% de la superficie del municipio está compuesta por espacios naturales protegidos.

Además, la Villa de Adeje posee un pasado histórico muy rico que se remonta a la época anterior a la conquista. Prueba del legado que ha acumulado a lo largo de los años es su centro histórico, con importantes monumentos arquitectónicos como la Casa Fuerte o la Iglesia de Santa Úrsula.

En los últimos años, la costa del municipio ha experimentado un desarrollo increíble. Denominada como Costa Adeje, concentra una infraestructura hotelera de excelente calidad, así como una amplia oferta de ocio, naturaleza, descanso y deporte (con mención especial a su campo de golf).

Adeje cuenta además con 14 playas con arena de todos los colores, en las que es posible bañarse durante todo el año gracias a su temperatura media anual de 24ºC y sus casi 300 días de sol al año.

Destaca también la riqueza de su fauna marina, pues cuenta con una de las colonias de cetáceos más importantes del mundo: ballenas piloto, delfines y otras especies de mamíferos acuáticos se encuentran en sus aguas. Todo un espectáculo natural que es posible disfrutar a bordo de las embarcaciones destinadas a su observación.

La belleza de los fondos marinos de Adeje y las más de 500 especies que viven en su litoral convierten a este municipio en uno de los puntos favoritos por los visitantes para practicar submarinismo. Adeje dispone de una extensa red de centros de buceo, en los que es posible contratar clases, organizar inmersiones y comprar o alquilar equipo. El centro de alto rendimiento para deportistas Tenerife Top Training, con sede en Adeje, dispone de una de las infraestructuras más modernas de Europa y atrae a numerosos deportistas profesionales al municipio. Dispone de una piscina olímpica, otra de calentamiento y un canal de flujo hidrodinámico único en España.

Las fiestas tradicionales de Adeje despiertan el interés de los visitantes por su belleza y alegría. En las Fiestas Patronales, sin ir más lejos, se congregan cientos de personas para rendir homenaje a San Sebastián, Santa Úrsula y a la Virgen de la Encarnación con carretas, parrandas y bailaores.

Costa Adeje, que abarca desde la Playa de Troya hasta Callao Salvaje y cuenta con un campo de golf, el Parque Acuático Siam Park, el Magma Palacio de Congresos y un puerto deportivo desde donde es posible contratar una excursión para observar las colonias de cetáceos. Por otro lado, en el pueblo de Adeje es posible visitar numerosos lugares de interés.

Entre ellos destacan:

Rutas a pie-senderismo

Uno de los grandes placeres que ofrece Adeje es la posibilidad de practicar senderismo. Basta calzarse las botas y recorrer a pie cualquiera de los caminos que llevan a los puntos más bellos y recónditos. Siete espacios naturales protegidos componen la fachada suroeste de Tenerife e invitan a caminar por un paisaje único. El camino que parte desde Boca del Paso conduce al senderista hasta el antiguo caserío de La Quinta, cuyo origen se remonta al siglo XVI y desde donde se observan vestigios de la importante actividad agrícola que se desarrolló antaño en esta zona.

El sendero de Roque del Conde, algo más exigente, permite al caminante descubrir las impresionantes vistas del sur de Tenerife que se observan desde lo alto del roque, a 1.000 metros de altura sobre el nivel del mar. El tradicional camino de Ifonche, por otro lado, combina el pinar con el tradicional paisaje agrícola de Adeje y atraviesa tres Espacios Naturales Protegidos en una distancia de 6,4 kilómetros.

Quienes busquen un reto pueden descubrir el camino de Teresme, con una duración de algo más de seis horas y un desnivel de subida de 1.951 metros. Este camino se inicia en el portón de la Casa Fuerte y recorre el sendero que permitía el tránsito de personas y mercancías entre la zona costera y las medianías en épocas pasadas.

El Camino de La Encarnación o de La Virgen es el recorrido histórico que el pueblo de Adeje realizaba en el traslado de la Virgen de la Encarnación desde La Enramada hasta la ermita de Santa Úrsula de la Villa. Dicho traslado se realizaba para proteger esta imagen religiosa de los ataques piratas en el siglo XVI, y hoy en día puede recorrerse en la propia ermita. Desde este punto se dirige hacia la costa, junto a la zona de Tosca Colorada, donde el visitante puede apreciar las huellas de carretas que permanecen labradas en el suelo. Este recorrido pasa por El Humilladero, lugar en el que fue venerada por primera vez la Virgen de la Encarnación, y culmina junto a la ermita vieja de San Sebastián.

Rutas a caballo

Diversas empresas organizan rutas tanto para iniciados como para expertos por diferentes rutas que recorren la costa y las medianías del municipio de Adeje. Con una amplia oferta para todas las edades, también ofertan clases de equitación y salto.

Rutas en Mountain Bike

Ya sea con una bicicleta propia o una alquilada, Adeje ofrece carreteras y pistas rurales con diferentes niveles de dificultad en las que disfrutar del deporte y de la naturaleza.

Galería multimedia