Felipe VI inaugura ocho nuevos telescopios en el Observatorio del Teide 

1111
© Casa de Su Majestad el Rey

La calidad de los cielos de Tenerife está más que contrastada. La Isla es un lugar privilegiado para la observación de las estrellas, y ahora aún más si cabe, porque a los telescopios ya existentes en el Observatorio del Teide se sumaron el pasado sábado ocho nuevos, que inaugurados por el Rey de España, Felipe VI, refuerzan a Canarias como uno de los mejores lugares del mundo para la Astrofísica, la Ciencia y la Astronomía.

En el acto, que coincidió con la conmemoración del 30 aniversario de la puesta en marcha de las instalaciones del IAC, el monarca destacó la labor desarrollada por la entidad en este tiempo, así como “la extraordinaria calidad de nuestros cielos en Canarias, y la siempre fructífera colaboración internacional”.

Los telescopios inaugurados han sido dos del Experimento QUIJOTE, liderado por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), así como seis telescopios robóticos: MAGEC, de Mallorca (España), SLOOH (OTA) y Las Cumbres (LCOGT), de Estados Unidos, MASTER, de Rusia, QES, de Catar, y AMOS-CI, de Eslovaquia.

Tenerife cuenta con un cielo de excelente calidad que atrae a científicos de todo el mundo, aunque los viajeros cuentan con amplias posibilidades de disfrutarlo a medida.

Esa calidad ha sido reconocida con la concesión del prestigioso certificado de Destino Starlight al Teide por sus cualidades únicas en el mundo para la observación de estrellas, y a las cumbres de la Isla como Reserva Starlight.

Realizar rutas guiadas para observar las estrellas, conocer por dentro alguno de los telescopios más modernos del mundo o saber algo más de los astros con la ayuda de un planetario son algunas de las múltiples ofertas que brinda Tenerife. Y es que es una isla habituada a recibir la visita de figuras relacionadas con la astronomía, y con la exploración espacial, gracias a convocatorias como el Festival Starmus, con dos ediciones a sus espaldas (2011 y 2014) y la próxima ya en fase de preparación con la confirmada asistencia de 10 premios Nobel, y con Stephen Hawking como invitado estelar.

Canarias, y en concreto Tenerife y La Palma, comparten con Hawai y Chile el privilegio de ser uno de los lugares del mundo que cuenta con observatorios astronómicos para la instalación de los telescopios del futuro. La situación geográfica del Archipiélago, unida a la transparencia y excelente calidad astronómica de su cielo, motivó la construcción del Observatorio del Teide, situado a 2.390 metros de altitud, cuyo primer telescopio comenzó a funcionar en 1964. Actualmente se dedica preferentemente al estudio del Sol, concentrándose en él los mejores telescopios solares europeos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.