El presidente del cabildo, Ricardo Melchior, hizo entrega hoy miércoles, día 8, en compañía de la directora regional de la Cadena Ser, Lourdes Santana, de la recaudación obtenida con la venta de entradas de la gala de los Premios Cadena Dial 2012 al comedor de la Obra Social La Milagrosa y a la organización Padre Laraña. Así, recogieron los talones por un importe de más de 16.000 euros la presidenta la Asociación Benéfica Padre Laraña, Ana María Parache y la directora del Comedor Social La Milagrosa, Sor Mª del Carmen Hernández.

El acto contó además con la asistencia del vicepresidente económico y consejero insular de Turismo, Carlos Alonso, de la consejera insular de Acción Social, Cristina Valido, así como a directora del centro del Padre Laraña, Isauri Molowny.

Cabe recordar que la gala de entrega de los Premios Dial 2012 se celebró en el Auditorio de Tenerife Adán Martín el pasado 13 de marzo. En ella se dieron cita los mejores intérpretes de música en español del momento. Así, Tenerife se convirtió en el punto de mira para los más de 27 millones de espectadores que siguieron el evento. Fue una demostración más de la posición clave de la Isla como punto de encuentro entre España y América.

“Padre Laraña”, es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, que destina sus recursos a la atención de los menores y la familia. El pasado año 2012 esta asociación cumplió 30 años ayudando a los más desfavorecidos.

Esta asociación tiene por objeto la atención y protección a los menores, poniendo un mayor interés al desarrollo de actividades de prevención encaminadas a evitar las posibles situaciones de desprotección social, y si estas ya existen, trabajar con las familias para reducir o eliminar los factores de riesgo existentes.

El comedor de la Obra Social La Milagrosa, ubicado en la santacrucera calle de La Noria, lleva casi tres décadas de funcionamiento, prestando su apoyo a las personas más desfavorecidas. Esta obra social asiste en su comedor a unas 80 personas cada día, a las que se suman otras 30 que acuden para mantener su higiene personal, por lo que los comensales suelen superar el centenar en cada jornada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.