Tenerife acogió del 7 al 26 de septiembre el rodaje de la quinta entrega de Bourne, una superproducción de Hollywood protagonizada por Matt Damon y dirigida por Paul Greengrass que generó en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife una importante actividad económica.

Primer día de rodaje. © Jasin Boland | Universal Pictures
Primer día de rodaje. © Jasin Boland | Universal Pictures

El rodaje fue posible gracias al trabajo realizado por el Cabildo, a través de la Tenerife Film Commission, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la productora local Sur Film Production & Services. El rodaje se concentró en Santa Cruz, con grabaciones en los barrios de Valleseco, Cabo Llanos, Salamanca, La Salud y Taco, así como en la zona de la plaza de España y la Avenida 3 de Mayo. De igual forma, se rodaron algunas escenas en Bebederos (Arona) y el aeropuerto Tenerife Norte-Los Rodeos.

Según los datos de los que dispone el Cabildo, las personas contratadas directamente para la producción estuvieron alrededor de 350, mientras que se contrató en torno a 600 extras durante el rodaje de la película. Además, unas 600 empresas locales fueron contratadas o participaron en el mismo, mientras que se realizaron unos 1.200 contratos con particulares y negocios durante la duración de la filmación. En la actualidad se está realizando el estudio económico definitivo, que estará disponible en unos meses.

En cuanto a las pernoctaciones, según los datos aportados por Ashotel, se produjeron más de 14.000 distribuidas en diversos hoteles de Santa Cruz, vendiendo algunos de ellos todas sus habitaciones disponibles durante algunos días del mes de septiembre. Además, los hoteles de La Laguna también se vieron beneficiado por el rodaje, con una alta ocupación. Los ingresos por alojamiento y desayuno alcanzaron el millón de euros. A esa cantidad habría que añadirle los servicios extras que los turistas, de poder adquisitivo medio-alto, hicieron en los establecimientos durante su estancia.

Además de estos ingresos durante el rodaje, hay que señalar que en las semanas previas el equipo de producción se desplazó a Santa Cruz, consumiendo en los restaurantes y comercios de la capital. Durante el rodaje, la afluencia de público para ver las escenas generó un incremento de consumición en los locales de restauración y cafeterías cercanos a las mismas. Estos locales incrementaron su recaudación en un 20 por ciento con respecto a un día normal, según los datos aportados por la Federación de Áreas Urbanas de Canarias.

En cuanto a la repercusión externa, numerosos medios de comunicación, tanto de prensa especializada a nivel nacional e internacional, como de medios generalistas destacaron el rodaje de la quinta entrega de Bourne en Tenerife. Así, destacan las informaciones aparecidas en Der Spiegel, Daily Mail, Hollywood Reporter, The Knowledge, The Location Guide o Variety. A eso hay que añadir acciones como la imagen de Matt Damon con la camiseta del CD Tenerife, que tuvo más de 22.000 impresiones en Twitter en 24 horas y 4.500 interacciones, difundiendo el nombre de la Isla a nivel internacional.

Tenerife Film Commission

Desde su inicio en el año 2000, Tenerife Film Commission (TFC) ha atendido a más de un millar de rodajes (entre largometrajes y cortos), sesiones fotográficas, videoclips, series, programas y anuncios de televisión. El balance económico es más que positivo: 54 millones de euros generados para la Isla. Son de reseñar las 36 películas rodadas en ese tiempo, entre las que despuntan títulos como Furia de Titanes e Ira de Titanes (2010-2011, EE.UU.) o Fast and Furious 6 (2012, EE.UU.).

El año pasado Tenerife acogió un total de 68 producciones audiovisuales nacionales e internacionales que dejaron en la Isla ingresos por valor de ocho millones de euros.

2015: un nuevo panorama

La aprobación del nuevo Régimen y Fiscal de Canarias (REF), que entró en vigor en enero de este año, incide en las ventajas fiscales a las producciones audiovisuales que se realicen en el Archipiélago al aumentar en 20 puntos porcentuales las deducciones que rigen para producciones que se desarrollen en el resto del territorio español, lo que apuntala los beneficios de rodar en la Isla.

Así, la deducción para producciones nacionales por inversiones en cine en Canarias podrá alcanzar hasta el 40 por ciento de la cantidad total, con un tope de 5,4 millones de euros, mientras que para las extranjeras será del 35 %, con límite máximo de 4,5 millones de euros.

Precisamente, son varias las producciones que ya en 2015 están aprovechando los escenarios y ventajas que ofrece Tenerife para rodar. Project Lazarus, del canario Mateo Gil, y con la presencia entre su elenco de actores como Oona Chaplin (nieta de Charles Chaplin), o la serie Doctor Who para la BBC son solo dos de ellas.

La asistencia a ferias y festivales es otra de las facetas desarrolladas por la Tenerife Film Commission. Entre las citas a las que ya ha acudido este año están la Berlinale—para difundir los incentivos en el panorama cinematográfico internacional—,el Marché du Film, dentro del prestigioso Festival de Cine de Cannes, y la Cannes Lions, enfocada al sector publicitario. Asimismo, la Tenerife Film Commission estará presente en la American Film Market y en Focus, The Production Location Event.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.