Óscar Domínguez

Nacido en La Laguna en 1906, se trata de un artista universal, cuya vida está marcada por diferentes hechos que le atormentarán y se reflejarán en su obra. Sobreprotegido por su abuela y sus hermanas tras el fallecimiento de su madre, era un niño travieso y algo destructivo. Sufrió de agromegalia, que provocó cierto crecimiento anormal de su cabeza, durante gran parte de su vida. Viajó a París a los 26 años para atender algunos negocios de su padre. Allí conoce a André Bretón, Dalí, Picasso y Miró, y se sumerge en el surrealismo de las exposiciones y las academias de arte. Creó la técnica de la decalcomanía, que consistía en manchar papeles de tinta y colocar otro encima y comenzar el cuadro a partir de estas formas al azar. En sus obras presenta elementos contrapuestos, la transformación de unos objetos en otros, rostros deformados y otros elementos con cierto aire provocador. Frustrado por no haber conseguido un estilo propio, Óscar Domínguez puso fin a su vida el 31 de diciembre de 1957 en París.

Entre sus obras destacan The Infernal Machine, La Media, El Caballo de Troya, Le Taureau o Le Piano, así como sus autorretratos.

En Tenerife Espacio de las Artes se encuentra el Instituto Óscar Domínguez, dedicado a la obra de diferentes artistas de los siglos XX y XXI, tanto de nivel regional como nacional o internacional. En una de las salas de exposición se pueden conocer varias obras del propio Domínguez.