Tenerife, una cálida Navidad