Aireando el traje… que se acerca la Romería