El operador británico acumuló pérdidas por valor de 1.660 millones de euros durante el pasado invierno

El operador británico Thomas Cook Group está atravesando una difícil coyuntura financiera en su cuenta de resultados que algunos expertos y observadores relacionan con su fusión en 2007 con MyTravel, cuando obtuvo un crédito mercantil de 1.254 millones de libras esterlinas, aunque la firma apunta también, entre otros factores, a los “altos precios del verano pasado en Canarias”.

El presidente ejecutivo, Peter Fankhauser, ha manifestado que esta situación se ha visto agravada por la prolongada ola de calor que había reducido la demanda de sol de invierno, especialmente en los países nórdicos, pero asimismo por el Brexit, que ha podido haber llevado a muchos clientes del Reino Unido a retrasar sus planes de vacaciones para este verano.

En cualquier caso, la demanda de Turquía, Egipto y Túnez es fuerte pero las reservas a las islas españolas son menores, dijo Fankhauser, que abogó por “reducir la capacidad para mitigar el riesgo en la operativa turística y permitir a nuestra aerolínea consolidar el fuerte crecimiento que logró el año pasado”.

“Estamos muy avanzados en nuestro objetivo de construir nuestra posición como una de las principales compañías hoteleras de sol y playa en Europa y, solo en los últimos dos meses, hemos abierto 12 nuevos hoteles de marca propia revitalizando destinos clave en todo el Mediterráneo con cuatro nuevos clubes gastronómicos y lanzando nuestra primera familia, Casa Cook en Creta”, precisó el presidente ejecutivo de Thomas Cook, quien añadió que el grupo había recibido varias ofertas para la línea aérea y que su grupo  está dispuesto a negociar tanto por la totalidad como por partes del negocio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.