El presidente del Cabildo ha acompañado a los 15 jóvenes durante el tramo final del recorrido

La expedición ‘3.718 retos’ ha alcanzado esta tarde el pico del Teide para visibilizar a las personas con diversidad funcional. Bajo el lema “Cada metro, una oportunidad para crecer”, 15 jóvenes con síndrome de Down, parálisis cerebral o autismo han llegado hasta la cima acompañados en el último tramo por el presidente del Cabildo, Carlos Alonso.

Esta iniciativa pionera, promovida por la Asociación Activoz, tiene como objetivo principal dar visibilidad a este colectivo y generar conciencia social sobre sus capacidades así como reivindicar espacios de ocio accesibles y un entorno de fácil comprensión para las personas con diversidad funcional.

Los jóvenes han estado acompañados también durante el recorrido por los consejeros Alberto Bernabé y José Antonio Valbuena; el director insular de Seguridad, Javier Rodríguez, un grupo de bomberos del Consorcio de Bomberos de Tenerife y profesionales de la Escuela de Montañismo Allé y de Yo Soy Portero hasta completar una expedición de casi 60 personas. Esta iniciativa cuenta además con la colaboración del Parque Nacional del Teide, Teleférico del Teide, Tenerife Outdoor y Titsa.

Para acometer el reto de subir a la montaña más alta de España, este grupo de jóvenes, con edades comprendidas entre los 8 y los 32 años,  ha estado entrenando durante casi tres meses acumulando paso a paso más de 100 kilómetros de preparación bajo la supervisión de Reyes de Miguel Renedo, embajadora de #YosoyTenerife, y su equipo de la Escuela de Montañismo Allé.

Esta preparación se ha completado con dos sesiones de entrenamiento semanales en la escuela Yo Soy Portero, dirigida por Domingo Guanche, para culminar un recorrido en unas siete horas que ha contribuido a potenciar la autoestima de los jóvenes a la vez que se les inculcan hábitos de vida activa y saludable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.