Supondría mantener las cuatro libertades básicas vinculadas a la libre circulación de personas, servicios, capitales y bienes con el Reino Unido

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, propuso ayer [lunes 6] en Londres que se excluya a Canarias de los efectos del Brexit. Alonso hizo este anuncio ante la industria turística y prensa especializada en el marco de la World Travel Market, la feria turística más importante del mundo.

La propuesta del presidente insular contempla que se mantengan las actuales condiciones entre el Reino Unido y el Archipiélago “en virtud de las disposiciones específicas previstas en el Tratado de la UE para las regiones ultraperiféricas, entre las que se incluye Canarias, que permiten aplicar excepciones como sucedería en este caso”.

Esta medida supondría mantener las cuatro libertades básicas vinculadas a la libre circulación de personas, servicios, capitales y bienes con el Reino Unido. Así, Canarias podría beneficiarse de un régimen particular como ya sucede con la Política Agraria Común (PAC), la unión aduanera o las políticas fiscales.
“Esta iniciativa nos permitiría conservar la fortaleza que siempre ha presidido las relaciones económicas, sociales y de amistad entre Canarias y el Reino Unido, muy importante especialmente para Tenerife dado que desde el punto de vista turístico el mercado británico es el principal para la Isla”, destaca Carlos Alonso. La cuestión que ha de estudiarse a partir de ahora es el mecanismo para aplicar esas cuatro libertades entre Reino Unido y las regiones ultraperiféricas.

Relaciones históricas fuertes

Las regiones ultraperiféricas han mantenido históricamente una relación económica muy fuerte con el Reino Unido, ya sea de manera directa o a través de territorios británicos de ultramar. En el caso específico de Canarias, la relación comercial es particularmente importante y, en los últimos 50 años, es muy relevante en relación con los flujos turísticos, aunque también desde el punto de vista del sector agrario o industrial. Además, una parte de la especialización comercial histórica de las islas se explica por el aprovechamiento de su mayor apertura relativa en relación con la que existía en el resto del territorio español sobre todo antes de la entrada de España en la UE (principio de franquicia comercial).

Esta ventaja, sin embargo, se ha ido diluyendo a partir de la integración de España en la UE. La salida del Reino Unido representa “una oportunidad” para las islas para mantener mayores relaciones económicas con el socio británico, dado que una consecuencia directa del Brexit será el aumento de las barreras comerciales entre la Unión Europea y el Reino Unido.
Por otro lado, las islas han empleado el argumento del mantenimiento de las “corrientes tradicionales” para justificar excepciones en la aplicación de la Política Agraria Común y de la Unión Aduanera.

Mecanismo jurídico

Carlos Alonso señala que “el protocolo (o acta) que rija las futuras relaciones entre el Reino Unido y la UE debería establecer una disposición aplicable a las relaciones con las regiones ultraperiféricas y, por extensión, entre éstas y los países de ultramar que están bajo soberanía del Reino Unido. Las medidas concretas de aplicación de estas disposiciones tendrían como base jurídica el artículo del Tratado sobre estas regiones. Hay que recordar que dicho artículo se viene utilizando también para regular excepciones con países terceros, como ocurre por ejemplo con la política comercial.

Obviamente, estas excepciones tendrían que ser analizadas a la luz del régimen de relaciones entre el Reino Unido y la UE, tras la salida de este, tanto en las medidas transitorias como en las que se establecerán de manera definitiva. Es por ello que más allá de preverlo en el Tratado de salida del Reino Unido, debería dejarse al ámbito del derecho derivado la aplicación concreta de dichas medidas.

En cuanto a los efectos, Carlos Alonso señala que “es necesario hacer un análisis pormenorizado de cada medida, en un ejercicio inverso al que se está realizando actualmente en relación a los efectos del Brexit en las islas, además de analizar los posibles efectos adversos que esta medida pudiera tener sobre el comercio exterior de las islas”.

Promoción turística

La delegación isleña en la World Travel Market, encabezada por el presidente insular y el consejero de Turismo, Alberto Bernabé, continúa hoy con una apretada agenda de reuniones con turoperadores, líneas aéreas y agencias de viajes como Tripadvisor, Easyjet, Thomas Cook o Jet2, entre otros.
Ayer lunes [día 6] Tenerife celebró un evento especial en el Docklands Museum de Londres para presentar a la industria turística las novedades y atractivos del destino, con especial hincapié en los vinos isleños. ‘Tenerife y los vinos’ propuso un recorrido, bajo la marca Tenerife Wine, por las históricas relaciones entre la Isla y Reino Unido que sirvió para mostrar ante medio centenar de turoperadores y medios de comunicación la originalidad del vino como un elemento clave de la autenticidad de la Isla y de su carácter de destino turístico

Leave a Reply

Your email address will not be published.