Se introducen cambios en el pliego para un proyecto de excelencia que requiere más inversión

El Cabildo de Tenerife ha ampliado hasta el 10 de enero el plazo del concurso público para la explotación en régimen de arrendamiento del Hotel Taoro del Puerto de la Cruz, según acordó el Consejo de Gobierno insular en su reunión de esta semana. Además, se han introducido cambios en el pliego de las condiciones administrativas con el objetivo de conseguir un proyecto de excelencia para la ciudad que requiere más inversión y, por tanto, se aumentan también los plazos de concesión y el canon compensable. Para el presidente del Cabildo, Carlos Alonso “se trata de un proyecto muy importante que no podemos dejar en manos de cualquiera, de ahí nuestro interés por obtener la mejor oferta”.

La licitación lleva emparejada la obligación de la rehabilitación por parte del adjudicatario, un modelo similar al que se propuso en su día para el Hotel Mencey de Santa Cruz. Así, con las modificaciones aprobadas, se amplía el plazo de duración del contrato de arrendamiento de 40 a 60 años, donde el beneficiario debe abonar al Cabildo un canon anual de 941.000 euros del que está exento en tanto no se compense el coste de la inversión realizada. La segunda modificación del pliego se refiere precisamente a la cantidad a compensar por este concepto, que pasa de los 18,8 millones anteriores a los 28,2 millones.

Alonso reitera que “buscamos un operador turístico con capacidad para impulsar el mercado y consolidar el cambio de modelo turístico de calidad que queremos para el Puerto de la Cruz, una ciudad que se encuentra inmersa en una dinámica muy positiva en materia de rehabilitación, tanto del espacio público como del privado”.

El concurso público convocado por el Cabildo incluye tanto el edificio donde se ubicaba el antiguo Hotel Taoro como una parcela anexa cedida por el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz. El edificio, que abarca una superficie de 12.122 metros cuadrados construidos, tiene determinado un uso principal de carácter turístico alojativo, según se recoge en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad del Puerto de la Cruz. En este caso, el establecimiento deberá contar con una categoría mínima de cinco estrellas.

También se han determinado otros usos compatibles de carácter dotacional (docente, deportivo, administrativos, cultural, comercial, social, de infraestructuras y recreativo), los mismos previstos para la parcela anexa, que cuenta con 1.608 metros cuadrados de superficie.

Leave a Reply

Your email address will not be published.