Sebastián Álvaro, aventurero y director durante más de 25 años del programa de Televisión Española ‘Al filo de lo imposible’, regresa al Tenerife Walking Festival como invitado destacado

En El K2 (2) 2004

La voz de Sebastián Álvaro (Madrid, 1950) transmite una serenidad inmensa, quizá la misma de las montañas que ha ascendido a lo largo de su carrera. Este aventurero, un auténtico referente nacional e internacional, ha realizado más de 200 expediciones por todo el planeta y liderado expediciones a las 14 cumbres del mundo que superan los 8.000 metros de altitud. Creó y dirigió durante más de 25 años el programa de Televisión Española Al filo de lo imposible, un fenómeno de éxito único que hizo que unos documentales deportivos se convirtieran también en un suceso cultural y social, lo que los hizo merecedores de innumerables premios en los más prestigiosos festivales de cine y televisión.

Álvaro no para. Continúa encabezando expediciones de aventura de alto nivel, coordina proyectos de ayuda humanitaria en lugares como Nepal y Pakistán, imparte conferencias en Estados Unidos, China, Latinoamérica… Escribe además artículos y reportajes en medios especializados y colabora en medios de comunicación como El País, As o la cadena SER. Pero reserva su semana para participar en el Tenerife Walking Festival, donde ofrecerá una conferencia el viernes 1 de abril a las 20:30 horas en el Castillo de San Felipe de Puerto de la Cruz.

Pregunta. ¿Qué le parece el Tenerife Walking Festival?

Respuesta. La edición del año pasado ya me pareció fantástica. Sus recorridos, la gran diversidad de paisajes o las actividades complementarias. Es una gran iniciativa que demuestra un compromiso de la Isla con la naturaleza, algo que además ha marcado la trayectoria de mi vida.

P. ¿Le gustaron los paisajes de Tenerife?

R. Los paisajes de la isla son espectaculares. Los bosques de laurisilva, los atardeceres, el Teide, Anaga. La riqueza de Tenerife es un patrimonio que no se puede perder, y eso es complementario dentro una oferta turística variada en la que otro tipo de visitantes prefiere disfrutar del sol y de la playa. Hay mucha gente que viene a la isla a caminar, y cuando caminas por los bosques de Tenerife, te sientes como un niño.

P. Ese turista también suele gastar más durante su estancia

R. Es un turista que se mueve, que explora, que se aloja en las casas rurales y que disfruta de la naturaleza. Y además, es un viajero que al regresar a su lugar de origen recomienda el destino entre su círculo de amigos y conocidos, y que al año siguiente viene con su familia. Al final, eso crea una estela de desarrollo sostenible que nos beneficia a todos.

P. Usted va no solo a participar en los recorridos del festival, sino que va a ofrecer una ponencia el viernes 1 de abril

R. Estaré ese día a las ocho y media de la tarde en el Castillo de San Felipe. Ofreceré una ponencia titulada “Una Vida al Filo” en la que combinaré mi propia narración con fotografías y vídeos. Solo puedo decir que quien vaya a verla no la olvidará nunca porque tiene que ver con la razón, con los sentimientos y la emoción.

P. Porque el caminar por la naturaleza es, sobre todo, emoción, ¿no?

R. Un paisaje bello transmite emoción, y hay que salir de casa para experimentarlo. Es el milagro de caminar, y al hacerlo se ponen en marcha los cinco sentidos. En realidad, solo hay dos tipos de hombres, como dijo el escritor y poeta británico Rudyard Kipling, los que salen a recorrer el mundo y los que ven pasar la vida bajo su ventana. Cuando camino por la naturaleza me siento en un estado de conexión con ella casi mística, espiritual.

P. ¿Qué beneficios aporta el caminar?

R. Caminar es el ejercicio más saludable y placentero que podemos  practicar, y el más natural. Estamos diseñados, por dentro y por fuera, para caminar. En realidad somos una especie de monos avanzados que nos volvimos nómadas. Nos aporta  salud. Muchas enfermedades reducen su incidencia caminando, como la diabetes y otras relacionadas. Las expectativas de vida aumentan, por no hablar del disfrute en sí mismo que aporta a la mente el caminar. No hay nada más placentera que reflexionar mientras se observa un gran paisaje.

P. ¿Cómo valora la influencia que ‘Al filo de lo imposible’ ha tenido a lo largo de los años?

R. Es reconfortante ver cómo lo que has hecho ha influido en tanta gente que ahora ama la montaña y la naturaleza. Hemos trasladado la fragilidad del entorno natural. Y la necesidad de conservarlo pues lo necesitamos para la supervivencia de nuestra especie y para el disfrute del espíritu. También transmitimos de forma seria y rigurosa valores como el esfuerzo, el sacrificio, la solidaridad, el trabajo en equipo; en definitiva la suma del talento, la acción y la emoción. Creo que ese es el mejor legado que hemos dejado.

P. ¿Qué enseñanzas saca después de tantas expediciones y aventuras?

R. Existe un paralelismo entre la vida y el camino. La vida es un itinerario que inicias para terminar al final en el mismo punto de partida. Y ese recorrido tenemos que hacerlo con la mayor dignidad posible. Nos lo enseñaron los poetas, de Cavafis a Machado: caminante no hay camino, se hace camino al andar. Esa es nuestra propia vida.

El Tenerife Walking Festival tendrá lugar del 29 de marzo al 2 de abril. Además de los senderos, la población local puede disfrutar en el Castillo de San Felipe de Puerto de la Cruz de tres ponencias de destacados montañeros y aventureros (entre las que se incluye la de Sebastián Álvaro) los días 30, 31 y 1 a las 20:30 h, así como del gran fin de fiesta del sábado 2 en la Plaza de Europa desde las 12 del mediodía, con tapas y vinos de la Isla, muestras de cocina en directo y una feria de turismo activo. Todas, actividades de entrada libre. Más información en www.tenerifewalkingfestival.com.

*Entrevista publicada en La Opinión de Tenerife el 27 de marzo de 2016.

Leave a Reply

Your email address will not be published.