El presidente del Cabildo estima que Tenerife acabará el año con cerca de cinco millones de turistas