Las pernoctaciones aumentan en verano un 1 por ciento en un contexto global de estabilidad de los indicadores turísticos

El mercado ruso se ha convertido ya en el cuarto emisor de turistas hacia Tenerife con una cuota del 4,3 por ciento. Los datos estadísticos correspondientes a la pasada temporada de verano confirman un incremento de los visitantes de esta nacionalidad de un 28,8 por ciento al alcanzar una cifra global en el período de 54.342 alojados.

El conjunto de indicadores turísticos correspondientes al verano muestran un balance global estable con un incremento del 1 por ciento en el volumen de pernoctaciones (10.047.240 en total) como consecuencia del aumento en0,15puntos en la duración de la estancia, que ha provocado también un alza del 1,8 por ciento en el índice de ocupación. Así lo explica el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, para quien “en lo que llevamos de año hemos conseguido mantener un equilibrio en el número de turistas gracias a los crecimientos que se produjeron en los meses de marzo, mayo y agosto”.

Alonso estima que finalizar el año con el mismo número de alojados que en 2012 requiere de un crecimiento del turismo en el último trimestre del 2,6 por ciento, “un porcentaje que parece alcanzable si tenemos en cuenta el dato de incremento previsto del tráfico aéreo para los próximos meses”.

La temporada de verano finaliza con un total de 1.274.922 turistas alojados en la Isla, una cifra que supone apenas un 0,9 por ciento menos que el año anterior. Los datos correspondientes a las Estadísticas de Turismo Receptivo, elaboradas por el Cabildo y analizadas por el Departamento de Investigación de Turismo de Tenerife, confirman un incremento de extranjeros alojados en los establecimientos turísticos de la Isla del 0,9 por ciento para un total de 881.558 clientes. Sin embargo, y al ser una temporada de más peso parael turismonacional, el descenso de los turistas nacionales ha influido en el cómputo total de clientes a pesar del incremento de los visitantes internacionales.

El mercado británico, con 418.879 alojados, muestra un buen comportamiento en el verano, con un aumento del 1,5 por ciento. El mercado ruso, ya en cuarta posición como emisor, crece un 28,8 por ciento tras alcanzar una cifra global en el período de 54.342 alojados de esta nacionalidad. Lo mismo sucede conel turismode otros países del Este que, con una cifra de 32.441 alojados, crece  un 1,7 por ciento.

Además, subeel turismofrancés (+12,2%), el nórdico (+7,6%) y el irlándés (+6,2%). También tienen resultados positivos los turistas procedentes de Austria (+3%) y Estados Unidos (+5,7%). Por el contrario, el mercado alemán continúa con tendencia negativa, registrando un descenso del 2,2 por ciento sobre una cifra de 126.005 alojados. La Isla pierde también turismo holandés (-14%), belga (-11,8%), italiano (-9,9%) y suizo (-3,1%).

En el caso del turismo español, que registra 393.364 alojados, la temporada se salda con un descenso de un 4,8 por ciento aunque esta caída es bastante inferior a la registrada en el verano de 2012, que fue de un 12,3 por ciento.

Si analizamos las principales zonas turísticas, el Sur  registra un total de 1.000.240 alojados (-3,6%) en tanto que la situación en el Norte es de un 9,5 por ciento de crecimiento para un total de 229.729  turistas.

Datos acumulados

En el período acumulado de enero a septiembre se han alojado en Tenerife un total de 3.654.709 turistas (-0,9%).  Las pernoctaciones registradas en lo que va de año, 28.442.3 38 en total, experimentan un retroceso del 1,1 por ciento. La estancia se sitúa en 7,78 días de media, estable respecto al año anterior (-0,02 puntos), y la ocupación turística llega al 63,5 por ciento de media, un 0,4 por ciento inferior a 2012.

La cifra de alojados extranjeros acumula un ligero incremento del 0,4 por ciento, con un cómputo total de 2.726.746 turistas internacionales. Muestra un buen comportamiento nuestro principal emisor, el británico, que con 1.180.481 alojados en total sube un 1 por ciento. Continúa con un crecimiento destacado el mercado ruso que, en lo que va de año, crece un 31,1 por ciento y sube también el flujo de  nórdicos, franceses, irlandeses y suizos, entre otros. Con descenso se sitúan los alemanes, belgas, italianos y daneses, además de los clientes nacionales, que arrastran un comportamiento negativo desde mediados de 2010.

Leave a Reply

Your email address will not be published.