Expectativas positivas para las temporadas de invierno y verano próximas

El 27 de septiembre  Turismo de Tenerife conmemoraba el Día Mundial del Turismo con diferentes actos en la Isla desarrollados conjuntamente con los CIT (Centros de Iniciativas y Turismo). Una jornada que sirvió a la entidad dependiente del Cabildo para analizar las expectativas de llegada de turistas a Tenerife para el año que viene. Y sí, 2013 puede ser un buen año.

Ya 2012 esté siendo un ejercicio muy aceptable. A pesar de la crisis económica que sufre España y los países de su entorno, los datos de llegada de viajeros en los seis primeros meses del año apuntan a un descenso que no supera el 3 por ciento respecto a 2011, y gran parte de esa pérdida –si no toda- se prevé recuperar en el segundo semestre, con lo que las cifras a final de año nos situarán sobre los cinco millones de turistas, prácticamente los mismos que el año pasado.

Ese buen comportamiento esperado, tanto para la temporada de invierno que comienza en estos últimos meses de 2012 como para la del verano siguiente, se apoya en varios elementos. Por un lado, en los crecimientos previstos a corto y medio plazo en mercados tradicionales como Reino Unido, Alemania u Holanda, impulsados por la mejora de la conectividad con esos países. Por otro, en el alza también de mercados emergentes, como es el caso de algunas repúblicas de la antigua Unión Soviética -en las que la Isla es un destino que gana presencia-, y la propia Rusia.

Para conseguir que esos datos se confirmen, los argumentos de venta de Tenerife como destino turístico, entre ellos el clima, la cercanía, la amabilidad y la seguridad, además de la calidad y la regeneración del destino, son claves en la apuesta de la Isla como lugar de vacaciones.

Una estrategia de promoción definida

¿Cómo se plasmarán esos argumentos en la práctica? La estrategia de Turismo de Tenerife en las campañas de promoción que lleve a cabo en los diferentes mercados emisores de viajeros irá muy enfocada a la venta, de manera que la inversión se traduzca directamente en un mayor número de visitantes, y por tanto, en mayores ingresos para la Isla. Junto a ello, potenciará la imagen de Tenerife como destino aspiracional y de moda en el que el turista venga a vivir auténticas experiencias que hagan de sus vacaciones un momento único.

Pero queda algo más. El viajero que llega a la Isla quiere encontrarse un destino moderno y adaptado a sus necesidades, por lo que la regeneración de los espacios públicos turísticos es otra de las grandes apuestas de la entidad dependiente del Cabildo. A través del Convenio de Regeneración (en vigor desde 2007 e integrado por el Cabildo, a través de Turismo de Tenerife, los municipios turísticos de Arona, Adeje, Puerto de la Cruz y Santiago del Teide y la patronal hotelera Ashotel) se han desarrollado cerca de 200 actuaciones que han supuesto una inversión superior a los 70 millones de euros en espacios como plazas, calles o jardines; y quedan otras muchas que se seguirán desarrollando en los próximos meses y años.

Prometedoras expectativas, acciones de promoción muy definidas y continua regeneración del destino que consolidan a la Isla como destino líder y competitivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.