Las instalaciones incluyen un hotel de tres estrellas con capacidad para 40 plazas

El Cabildo de Tenerife ha sacado a licitación la explotación del complejo Señorío del Valle, en el municipio de Santiago del Teide, propiedad del Cabildo. El complejo se destinará a la actividad hotelera y el arrendatario tendrá una concesión de 20 años, por lo que deberá abonar un canon anual de 24.000 euros, una cantidad de la que quedará exento hasta compensar la inversión realizada en obras y equipamiento. El plazo de presentación de solicitudes finaliza el próximo día 30 de septiembre.

Las instalaciones se ubican en una parcela de27.516 metroscuadradossituada en el casco urbano de Santiago del Teide. El complejo cuenta con varias edificaciones, entre ellas, un hotel de tres estrellas de1.982 metroscuadradosdistribuidos en tres plantas con una capacidad alojativa de 40 plazas repartidas en 20 habitaciones dobles.

El vicepresidente económico del Cabildo y consejero insular de Turismo, Carlos Alonso, destaca los valores naturales y paisajísticos del entorno donde se ubica el Señorío del Valle, “un complejo que enriquecerá y revalorizará la oferta turística de la zona al ofrecer un producto diferente que permitirá a los visitantes disfrutar de una experiencia singular en un enclave único.”

Además del hotel, el recinto incluyela denominada Casadel Patio, una construcción del siglo XVII; establos, edificio de administración; caballerizas; casa del guarda; cuarto de aperos; cuarto de control de máquinas; un aparcamiento público de más de mil metros cuadrados y otro destinado al personal.

El objeto del contrato incluye la explotación en su conjunto de toda la parcela y de las edificaciones que engloba, por lo que junto a la actividad alojativa del hotel se incluirán otros posibles usos como un centro de visitantes, que podría estar dedicado en parte al volcán Chinyero; tasca y tienda; un lugar para la exposición de productos de artesanía y sala de usos múltiples; la utilización de las caballerizas y el picadero para desarrollar actividades ecuestres que complemente la oferta alojativa, o un parque temático que recoja las características principales de una finca de la zona con sus elementos tradicionales. No obstante, el arrendatario podrá definir otros usos si así lo considera oportuno.

Leave a Reply

Your email address will not be published.