La muestra se celebrará del 13 de julio al 5 de agosto
La siega tradicional tendrá lugar el 5 de agosto

El Ayuntamiento de Los Realejos, con la colaboración de Turismo de Tenerife, a través del Club de producto Saborea Tenerife, organiza las jornadas de la papa bonita. Este producto agrícola tiene nombre propio en la gastronomía insular desde hace siglos, permaneciendo como un baluarte de la cultura andina que ha conformado la idiosincrasia agrícola de Tenerife a través de la fusión de distintos continentes. El papel de las Islas Canarias como punto de encuentro intercontinental se refleja en sus productos  y queda patente en múltiples manifestaciones culturales.

La papa bonita, que llegó desde América en el siglo XVII, puede considerarse actualmente como un tesoro gastronómico que ha trascendido el contexto insular para obtener merecido reconocimiento a nivel mundial. La cantidad de variedades y su perfecta adecuación al territorio tinerfeño, enmarcado en el espacio de las “medianías” como si fuese su perfecto hábitat, se unen a las enormes posibilidades gastronómicas que ofrece la papa bonita. Su vinculación ancestral a los mojos canarios y a la habilidad de personas que han sabido sacarle multitud de posibilidades sensitivas, hacen de este tubérculo un producto especial, significativo entre las señas de identidad local y un recurso gastronómico de amplia proyección.

Esta muestra gastronómica de Los Realejos utiliza el valor de la papa bonita para mostrar la oferta de restauración local y también para enseñar los paisajes y rincones de la medianía realejera, combinando actividades formativas, demostrativas y la puesta en escena de exhibiciones de rescate etnográfico como es la siega tradicional de cereal.

17 restaurantes participan en la muestra gastronómica y a lo largo de 23 días tendrán en sus menús recetas vinculadas a la papa bonita. Paralelamente se desarrollan iniciativas para conocer mejor este producto, con catas comentadas, taller sobre variedades y otras de carácter lúdico como una “papada tradicional”, teniendo como colofón de la muestra la siega tradicional, que muestra con brillantez las tareas agrícolas artesanales del mundo del cereal en las partes altas de la banda norte tinerfeña. El cereal, también vinculado a la papa, ha servido como producto básico en la rotación de los cultivos. Este es un sistema natural de oxigenación y protección del suelo agrícola que los agricultores tinerfeños han sabido aprovechar al máximo, diseñando bancales de secano que visten el territorio de colores cambiantes y sugerentes lo largo del ciclo agrícola anual.

La siega de Icod el Alto es el perfecto colofón para clausurar la muestra gastronómica en un homenaje más que merecido que el municipio de Los ¨Realejos ofrece a la papa bonita, un tesoro agrícola antiguo y en continua proyección.

Leave a Reply

Your email address will not be published.