El consejero insular de Turismo considera que la iniciativa del Gobierno central es “positiva” aunque “claramente insuficiente”

El vicepresidente económico del Cabildo y consejero insular de Turismo, Carlos Alonso, considera “positiva para Tenerife” la iniciativa del Gobierno central de fijar una bonificación del 50 por ciento en las tasas para las conexiones entre los aeropuertos canarios y los de la Península, “pero creo que la medida es claramente insuficiente porque se limita a los días de poco tráfico aéreo y, teniendo en cuenta como funciona el sector turístico, exigiría un cambio de operativa en las propias compañías”.

Alonso señala que las bonificaciones “deberían extenderse no sólo a los denominados días valle (de poco tráfico aéreo) sino también al período de temporada baja que, en el caso del Archipiélago, coincide con el verano”.

La medida, que se aprobó en una disposición adicional aprobada ayer [martes 12] en la Comisión de Presupuestos del Senado, se aplicará en Tenerife Sur en las operaciones realizadas los jueves y los sábados en Tenerife Norte siempre que se mantengan las operaciones actuales ya programadas los restantes días de la semana, lo que significa que sólo se bonificarán incrementos de operaciones o de frecuencias.

Esta bonificación, además, sería incompatible con la que se aplica a Canarias, junto a Baleares, Ceuta y Melilla, de reducción de un 15 por ciento sobre las tarifas aeroportuarias en vuelos con Península.

Para Carlos Alonso “corremos el peligro de que esta medida, aunque es positiva, se convierta en una especie de premio de consolación que nos concede el Ministerio de Fomento para ignorar otras iniciativas que podrían beneficiar mucho más al sector turístico canario, que sigue siendo el gran impulsor de la economía en estos momentos de crisis”.

La bonificación que propone el Gobierno central requiere también que las compañías aéreas cambien su estrategia para empezar a operar en días en los que actualmente no lo hacen, lo que a su vez condiciona la logística de turoperadores y de todo el sistema turístico. Por esta razón, un cambio en el día de operaciones requiere de un tiempo de adaptación y no puede producirse a corto plazo.

No obstante, el consejero insular de Turismo aplaude que “el Partido Popular nos dé finalmente la razón sobre los beneficios que suponen las bonificaciones aéreas sobre la actividad económica en general y el sector turístico en particular y su incidencia positiva respecto al incremento de pasajeros y operaciones”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.