Qué pasa después de la Primavera Árabe

Ya hemos publicado las estadísticas de turistas alojados en Tenerife en la temporada de invierno -que transcurre de octubre a abril-, y no ofrecen demasiadas sorpresas respecto a lo esperado. La cifra roza los 2.950.000 viajeros recibidos, lo que supone un leve retroceso del 1 por ciento respecto a la anterior temporada, marcada por los flujos extra del turismo internacional hacia la Isla provocados por la Primavera Árabe  (que generó crecimientos inusuales de hasta el 13 por ciento). Eso sí, la actividad turística empezó a mostrar signos de desaceleración ya desde finales del año pasado, con una moderación en el ritmo de crecimiento.

Con esto sentado, la lectura sigue siendo altamente positiva. Por ejemplo, el buen comportamiento de los hoteles, que aumentan su clientela un 2,5 por ciento en la temporada y contribuyen a compensar el descenso del 6,6 por ciento que registra el sector extrahotelero.

Si atendemos al lugar de procedencia de los turistas, los datos de las Estadísticas de Turismo Receptivo, elaboradas por el Cabildo y analizadas por el Departamento de Investigación de Turismo de Tenerife, apuntan a que el turismo extranjero finaliza la temporada en Tenerife con un incremento del 0,5 por ciento, acumulando un total de 2.350.000 alojados.

Más cosas buenas. De los dos principales emisores internacionales, el mercado británico, con 920.000 alojados, registra un incremento del 0,9 por ciento, el mismo porcentaje que el mercado alemán, del que procedían 375.000 turistas. Destaca especialmente el crecimiento de los visitantes rusos, que aumentan un 32 por ciento en invierno y alcanzan una cifra global de 67.000 alojados, y el turismo procedente de otros países del Este, que acumula un total de 54.400 alojados y un crecimiento del 15,4 por ciento.

Son por el contrario mercados como los nórdicos (-2,4%), franceses (-4,4%), holandeses (-8%) e italianos (-13,9%), los que decrecen. También el mercado español, con un total de 580.000 alojados, experimenta un descenso del 6,8 por ciento, menor que el registrado en el balance anual de 2011 (-11,1%).

Empleo

Si hablamos de empleo, la actividad turística mantiene igualmente una aportación positiva a la economía, con un incremento de los ingresos por turismo del 1,8 por ciento, un aumento del 0,1% del PIB turístico en términos nominales y, además, sigue contribuyendo a la generación de empleo.

El sector turístico de la Isla formalizó en el primer cuatrimestre del año 20.563 contratos, prácticamente igual que en el mismo periodo de 2011 (apenas un  0,1% menos). En relación a los puestos de trabajo en turismo, crecieron un 1,5 por ciento en el primer  trimestre de 2012 en relación al mismo período del año anterior. Ello ha supuesto 1.092 nuevos puestos de trabajo en este sector. Buenas noticias en medio de un panorama económico general de incertidumbre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.