Turismo de Tenerife, en colaboración con la Autoridad Portuaria, trabaja por la mejora de la calidad del servicio de los taxis que reciben a los cruceristas que llegan a Santa Cruz. Con ese objetivo se ha propuesto que, a partir de septiembre -y coincidiendo con el comienzo de la nueva temporada de cruceros a la Isla- los taxistas que operen en el puerto capitalino lleven uniforme, además de contar con la ayuda de una informadora que hable los idiomas español, inglés y alemán, algo que permitirá a los profesionales del transporte comunicarse mejor con los viajeros que vayan a utilizar sus servicios.

El vicepresidente primero del Cabildo y consejero insular de Turismo, José Manuel Bermúdez, destaca la importancia que supone para nuestro destino turístico “la homogeneización de la imagen y de los servicios que prestan los casi 500 taxis que están autorizados a recoger cruceristas en el Puerto de Santa Cruz”. El consejero insular incide en que “se trata de un aspecto que redundará en unas mayores garantías hacia los viajeros, que no sólo identificarán claramente a los taxistas, sino que sabrán exactamente el coste de las excursiones que vayan a contratar por la Isla, así como los recorridos que realizarán”.

Bermúdez hizo estas declaraciones tras la reunión que presidió la semana pasada en la sede de Turismo de Tenerife a la que asistieron las cuatro asociaciones de taxistas que operan en el Puerto de Santa Cruz (VATT, ATTIT, ASIDET y la Asociación Profesional de Centro Taxis), y en la que también estuvieron presentes el director comercial de la Autoridad Portuaria, Alberto Galván; el concejal de Seguridad y Servicios Públicos del Ayuntamiento capitalino, Norberto Plasencia, y el gerente de Turismo de Tenerife, Alberto Bernabé.

Según las previsiones de la Autoridad Portuaria, el Puerto de Santa Cruz de Tenerife recibirá a medio millón de viajeros a bordo de un total de 230 cruceros a lo largo de 2011.

Leave a Reply

Your email address will not be published.