Tenerife, a través del Plan de Gastronomía, tendrá nuevamente este año una presencia destacada en Madrid Fusión 2011, el encuentro internacional de gastronomía que se celebrará desde mañana [martes 25] hasta el próximo jueves [día 27] en Madrid. En esta ocasión, la representación isleña vuelve a contar con opciones de obtener premios en este certamen, tanto con el cocinero afincado en Tenerife Íñigo Almenara, finalista del concurso Bocadillo de Autor, como con el restaurante Amaranto, del chef Armando Saldanha, que opta al premio de Restaurante Revelación.

El vicepresidente primero del Cabildo y consejero insular de Turismo, José Manuel Bermúdez, destaca que “la gastronomía isleña tiene una vez más una presencia destacadísima en este certamen, que ya ha otorgado premios en ediciones anteriores a nuestros cocineros, lo que demuestra los magníficos profesionales con los que contamos y el trabajo que desde el Plan de Gastronomía, gestionado por Turismo de Tenerife, estamos realizando en apoyo de nuestra cocina”. Bermúdez subraya que “este tipo de encuentros sirven, además, para dar a conocer la calidad de nuestros productos y la riqueza de nuestra gastronomía, sin duda, uno de los grandes atractivos turísticos de la Isla”.

Iván Almenara, bilbaíno residente desde hace 18 años en Tenerife, es jefe de cocina del Monkey Bar & Grill y del Monkey Beach Club, en el sur de la Isla. Opta al premio al Bocadillo de Autor con el bocadillo “Ternera, hierbas y brasas de lava”. Por su parte, Armando Saldanha, chef que ya obtuvo los premios al Bocadillo de Autor en este mismo certamen en 2009, y el de Tapas de Diseño en 2010, concurre ahora al premio Restaurante Revelación junto a otros 10 establecimientos de toda España.

Tenerife tendrá un stand propio en este encuentro, en el que se realizarán degustaciones de productos de destacada referencia gastronómica de la Isla, como papas, mojos, quesos o pasteles, además de exquisiteces como merengues de tomate o turrón de morcilla.

Este año acuden también a Madrid Fusión los llamados “platos voladores”, diseñados por el chef Diego Schattenhofer, del Hotel Villa Cortés de Playa de las Américas, y los científicos Hervé Bouy y Bertrand Lefort, del Instituto de Astrofísica de Canarias. Una vajilla que se levanta alrededor de diez centímetros sobre la mesa sin medio físico que la sostenga y que mereció el Premio al Diseño y la Innovación Tecnológica 2010.

Leave a Reply

Your email address will not be published.