Este domingo se celebra la octava edición de la feria de repostería de la Gran Majada de Aripe. Turismo de Tenerife, en su apuesta por la recuperación de las tradiciones de la Isla y su potenciación como producto turístico, organiza este evento conjuntamente con las áreas de Desarrollo Rural y Agricultura del Cabildo, el Ayuntamiento de Guía de Isora, la asociación de vecinos de Aripe y la asociación agrícola Los Poleos. Colabora, además, un buen número de empresas de la zona.

El vicepresidente Primero y consejero de Turismo del Cabildo, José Manuel Bermúdez, señala que “cada año, esta feria congrega a más asistentes, tanto locales como turistas, con lo que conseguimos el objetivo de que nuestras tradiciones se conviertan también en un atractivo para los cinco millones de visitantes que recibe la Isla al año”.

En esta ocasión, la feria se centrará en la almendra y su utilización en la gastronomía. Con ese objetivo, se ha repartido este producto entre los cocineros más destacados de la zona, quienes tras su uso en la cocina, contrastarán su valor gastronómico. Ya en mayo, el Ayuntamiento de Guía de Isora, en colaboración con Turismo de Tenerife, organizó en el municipio una muestra gastronómica que se centró en los usos culinarios de este fruto, que durante generaciones fue parte indispensable de la dieta de la población local y que es ahora motivo de fiesta por un día en un lugar de espléndidas panorámicas y en un entorno rural de singular belleza.

La Gran Majada es una feria que congrega a la mayoría de las reposteras del sur de la Isla y, además de potenciar en esta edición el uso de la almendra, busca en general recuperar todo el ambiente de frutales de secano del sur de Tenerife. Para ello, desde las diez de la mañana y hasta las dos de la tarde permanecerán abiertos en la plaza de San Pedro de Aripe del municipio sureño los puestos con los diferentes productos de la zona.

Uno de los actos más relevantes de la jornada tendrá lugar a la una de la tarde en los alrededores de la plaza, cuando se procederá a una escenificación de las labores tradicionales de recogida de la almendra, con el vareo de los árboles, la comida en el campo después del trabajo y el derrame de las almendras en el suelo de la propia plaza de San Pedro -con gran revuelo de niños y niñas presentes- para su reparto entre el público. En esta edición, se animará a los asistentes a participar en el majado de la almendra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.