Las Oficinas de Información Turística de la Isla atendieron en el primer semestre de 2010 un total de 451.164 visitantes, lo que supone un incremento del 7,8 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

El consejero insular de Turismo y máximo responsable de Turismo de Tenerife, José Manuel Bermúdez, destaca que, precisamente hoy [jueves 22], se cumplen cinco años de la integración de las oficinas en la red Infotén. “Durante este tiempo hemos logrado alcanzar unos elevados niveles de calidad en la atención al visitante, que se ven refrendados con este altísimo número de usuarios”. Bermúdez añade que, además de conseguir ofrecer una imagen y una información homogénea en todas las oficinas, “cinco de ellas están certificadas con la Q de calidad”.

De las 34 oficinas integradas en Infotén, la que más visitas registró en los primeros seis meses de este año fue la de Puerto de la Cruz, con 108.803. A ésta le siguieron la de La Laguna, con 40.374; la de Arona-Las Vistas, con 39.095; la de la calle Castillo de Santa Cruz, que contabilizó 39.016 usuarios, y la de Adeje, con 37.108 visitantes.

Por nacionalidades, los españoles fueron los que más uso hicieron de las oficinas, con 160.694 usuarios, por delante de alemanes (101.996), británicos (93.673) y franceses (27.542). Las principales demandas atendidas consistieron en la solicitud de mapas y folletos; información sobre guaguas y rutas para recorrer la Isla en coche; actividades de ocio y excursiones, eventos culturales e información sobre senderos, entre otras cuestiones.

Turismo de Tenerife ha logrado en estos cinco años que las oficinas de la red manejen la misma información gracias a la implantación de una Intranet común, donde los informadores pueden acceder a los mismos datos actualizados. Además, las oficinas disponen ya de una misma imagen relacionada con el mobiliario, señalética o uniformes de los informadores, a quienes se les brinda también formación continua sobre nuevos productos y tendencias turísticas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.