Grupos de personas con dificultades auditivas y visuales han recorrido estos días el que será el futuro “Sendero de los sentidos”, en el Llano de los Loros (Parque Rural de Anaga), un proyecto de Turismo de Tenerife cuya apertura está prevista para finales de verano. El objetivo de estas visitas es el de que, a partir de las aportaciones de sus participantes, se puedan elaborar los paneles y elementos interpretativos que posibiliten, mediante una experiencia sensorial, el conocimiento del valor patrimonial de este entorno.

El vicepresidente Primero y consejero de Turismo del Cabildo, José Manuel Bermúdez, señala que “este sendero será el primero totalmente accesible de la Isla, y además de constituir un nuevo atractivo turístico en la zona, sus características harán que pueda ser utilizado por todos, incluidos niños, personas con algún tipo de discapacidad y, desde luego, por senderistas”.

La primera de las visitas tuvo lugar el pasado martes nueve de febrero
por parte de un grupo de usuarios con minusvalía auditiva integrantes de la Fundación Canaria para el Sordo (FUNCASOR), que pudo disfrutar de algunos de los elementos naturales del entorno: el tacto de musgos en la corteza de los árboles, la observación de la vegetación propia del medio o, como detalló alguno de los participantes, “el olor del viento”, impregnado de los aromas de especies arbóreas como el laurel, el brezo o la faya.

El sábado 13, otro grupo, en este caso formado por unas veinte personas de la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) visitaron el sendero, quienes valoraron la posibilidad de tocar, oler, escuchar sonidos (como la rica avifauna) y obtener sensaciones agradables en su recorrido. Los participantes destacaron la facilidad de caminar por él, en cuanto a la incapacidad visual y los múltiples elementos de referencia existentes, en el bosque.

Ambos grupos tuvieron la oportunidad, además, de disfrutar de una visita al centro de visitantes de Cruz del Carmen, ya que con este proyecto se persigue el fomento de la educación medioambiental y el conocimiento de las tradiciones y la historia de Tenerife. De esta forma, se pretende que tanto el centro de visitantes como el mercadillo de la zona se conviertan en lugares de visita previa o posterior a la realización del recorrido.

El sendero del Llano de los Loros contará con tres trazados diferentes con una duración que oscilará entre 30 minutos para el tramo más corto y dos horas y media para el más largo. El primero de ellos medirá 340 metros y será el que esté totalmente adaptado para su utilización por personas discapacitadas, que podrán incluso recorrerlo tranquilamente en silla de ruedas si tienen problemas de movilidad.

Para el desarrollo de este sendero se ha contado en todo momento con el visto bueno y colaboración del área de Medioambiente del Cabildo insular, que prevé para la zona un plan de acciones acorde a la Carta Europea de Turismo Sostenible, que conjuga el uso turístico de los entornos naturales con el respeto y mantenimiento de sus valores.

La creación del “Sendero de los sentidos” se enmarca en el Plan de Dinamización del Producto Turístico Tenerife Acoge, un instrumento financiero en el que participan el Cabildo de Tenerife, la consejería de Turismo del Gobierno de Canarias y la secretaría de estado de Turismo con el objeto de crear nuevos productos turísticos y dinamizar los actuales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.