La banda engañaba a sus víctimas haciéndoles creer que iban a comprar sus derechos de uso y luego se ofrecían como falsos abogados.

Los datos de los perjudicados eran sustraídos por empleados desleales de las empresas dedicadas al negocio.

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en Tenerife y en Málaga, a 22 personas presuntamente dedicadas a los delitos de falsificación y estafa cometidos en el ámbito de la gestión fraudulenta de derechos de aprovechamiento por turno de bienes inmuebles, o ‘time-sharing’.

Los estafadores contactaban con los perjudicados para comunicarles que había compradores interesados en sus derechos de uso, pero una vez que estos se hacían cargo de los gastos de los trámites de la compraventa, tanto los compradores como los intermediarios desaparecían con el dinero empleado por las víctimas para las supuestas transacciones. Además, otros miembros del grupo engañaban nuevamente a sus víctimas haciéndose pasar por abogados que simulaban litigar con las empresas que les habían defraudado anteriormente, señala una nota oficial del Cuerpo Nacional de Policía.

El grupo de Fraudes Financieros de la UDEF Central inició la investigación tras recibir por parte del Consejo General del Notariado diferentes comunicaciones en las que se le informaba de varias actuaciones fraudulentas. En los documentos se reflejaba que esta actividad ilícita era llevada a cabo por personas desconocidas que usurpaban el nombre de notarías españolas, indica el comunicado policial.

Las primeras investigaciones realizadas culminaron en un operativo que permitió detener en junio pasado a siete personas vinculadas con esta actividad ilícita. La abundante información obtenida entonces permitió identificar a nuevos miembros de la organización y tener acceso a nuevas cuentas bancarias receptoras de fondos procedentes de la estafa. También se determinó la existencia de ramificaciones de la banda en la costa del Sol.

SUR DE TENERIFE

Según la Policía, la organización internacional se dedicaba a la utilización de listados o bases de datos de titulares de derechos de aprovechamiento por turnos de bienes inmuebles, conocido como multipropiedad o ‘time sharing’ con fines defraudatorios. Los listados eran generalmente sustraídos por empleados desleales de las compañías dedicadas a la explotación de este tipo de productos.

De ese modo, concluyeron los agentes, estos datos les permitían a los detenidos contactar con los titulares de los derechos inmobiliarios. Los estafadores se hacían pasar por mediadores en la operación y les hacían creer que existía un comprador.

Así, cuando las víctimas habían aceptado la propuesta, comenzaban a intercambiar diversa documentación con ellas en las que les hacían creer que eran los presuntos compradores, e incluso los abogados y notarios que garantizaban que la venta estaba cerrada formalmente, apunta el comunicado.

Los ahora detenidosde esta forma, ponían en conocimiento de los perjudicados que el dinero ofertado ya estaba a su disposición, si bien antes tenían que cumplir los trámites administrativos de liquidación de derechos, tasas, impuestos, etc. Todos estos gastos eran inventados, según la Policía, que precisa que una vez que se realizaba el pago, los intermediarios desaparecían y la operación no se producía.

COSTA DEL SOL

Por otra parte, los investigadores averiguaron además que, en algunos casos, las víctimas eran nuevamente estafadas. En esta ocasión la infraestructura del grupo actuaba desde la Costa del Sol y el fraude consistía en hacerse pasar por abogados que supuestamente se encargaban de litigar con las empresas vendedoras de derechos. Afirmaban haber recuperado el dinero que les había sido estafado y les aseguraban que les iba a ser devuelto, para lo que solicitaban nuevos pagos por los servicios prestados.

La operación ha culminado con la detención de 22 personas en Tenerife y en Málaga. Entre los arrestados se encuentran el presunto cabecilla del grupo, que gestionaba los listados de los titulares de bienes inmuebles en multipropiedad; otros que actuaban como testaferros; así como diversos mandos medios que realizaban diferentes tareas como el reparto de potenciales víctimas, la gestión de las comunicaciones con ellas, la supervisión de cuentas bancarias, la confección de documentación falsa y el reclutamiento, explica la nota policial.

Asimismo, agrega el comunicado, se han efectuado 11 registros en los que se ha intervenido abundante documentación bancaria, multitud de listados de propietarios de derechos de aprovechamiento por turnos, equipos informáticos, memorias portátiles, scanners, instrucciones para mantener conversaciones con potenciales víctimas, munición del calibre 22, unos grilletes, una pistola de aire comprimido, un dispositivo de descarga eléctrica y más de 30.000 euros en efectivo.

En esta operación han participado agentes del grupo II de la sección de Fraudes Financieros de la UDEF Central, de la Comisaría General de Policía Judicial, de los Grupos de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la comisaría de Tenerife y de la comisaría local de Tenerife Sur, así como del grupo II de Fraudes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Málaga.

2 Responses to "La Policía Nacional detiene a 22 miembros de una organización que practicaba fraudes con el ‘time sharing’ en Tenerife y Málaga"

  1. Sergey  11 febrero, 2010

    Me parece muy buen blog!! saludos

  2. acceso policia nacional  18 mayo, 2010

    es increible que este tipo de cosas sucedan a diario en este país. Los casos de estafas se han convertido en un práctica de todos los días. Habrá que estar más atentos que nunca.

Leave a Reply

Your email address will not be published.