LAS ERUPCIONES VOLCÁNICAS - Acontecimientos - Tenerife

Las erupciones volcánicas

Las erupciones volcánicas
cerrar
Enviar página por mail

A pesar del origen volcánico de las islas Canarias, la actividad volcánica de la que se tiene constancia histórica es breve. En 1492 Cristóbal Colón escribió algunos apuntes en su diario sobre una erupción volcánica que ocurrió en Tenerife y que divisó desde su barco en su paso por Canarias. Atribuida tradicionalmente a Montaña Reventada y Montañas Negras, algunas hipótesis señalan que dicha erupción pudo suceder en el propio Teide. La erupción simultánea de los volcanes de Siete Fuentes, Fasnia y Arafo en 1704 fue la primera que quedó registrada. Dos años después, en 1706, se produjo la más importante de los últimos siglos: El volcán de Trevejo sepultó la ciudad y el importante puerto de Garachico, que era el centro comercial de la isla por aquel entonces, después de cuarenta días expulsando lava y material volcánico. Tras esta catástrofe, el centro comercial de Tenerife se traslada a Santa Cruz, que por entonces era una pequeña villa de pescadores. Gran parte de los edificios que sobrevivieron a la erupción pueden visitarse aún en Garachico, entre los que destacan conventos y casas señoriales de gran importancia histórica.

El 9 de junio de 1798 tuvo lugar la erupción del volcán de Chamorra, en las Cañadas del Teide, en la que se formaron nueve bocas que dieron lugar a una colada de materiales magmáticos de color negro que pueden observarse en las Cañadas del Teide. Ya en 1909 tuvo lugar la última erupción volcánica de la isla de Tenerife protagonizada por el volcán Chinyero, en el municipio de Santiago del Teide y sin tener que lamentar ninguna víctima mortal.

Otros datos
Siete Fuentes, Fasnia y Arafo, en 1704
Trevejo, en 1706
Chamorra, en 1798
Chinyero, en 1909