Corona Forestal

Parque natural
PARQUE NATURAL DE LA CORONA FORESTAL
cerrar
Enviar página por mail

Te esperan bosques con infinitas historias en su interior y paisajes que te robarán el aliento. Si haces mountain bike o senderismo, verás como te vas adentrando en el espesor verde mientras a la izquierda dejas todo ese azul del mar. Todo eso lo puedes tocar con tus manos si te adentras en la espectacular zona forestal que rodea el majestuoso Parque Nacional del Teide.

Se trata de la zona protegida más extensa de Canarias, refugio de las mejores muestras de pinar y vegetación de alta montaña de Tenerife. Y es desde esta altitud de donde parten muchos de los impresionantes barrancos que escarban la Isla aquí y allá. No debes perderte esta zona, ven y disfruta de sus infinitas posibilidades. Porque con una extensión cercana a las 50.000 hectáreas es el lugar idóneo para explorar y disfrutar de las numerosas especies endémicas de flora y fauna. De sus valles inmensos como el de La Orotava o el de Güímar, de sus barrancos y montañas, de todo lo que hace que sea un espacio único en la Isla y en el mundo.

Cómo llegar:

Guagua (autobús): Desde Costa Adeje, línea 342. Desde el Puerto de la Cruz, línea 348. Desde Guía de Isora, línea 492.

Coche: desde La Esperanza, a través de la TF-24 (carretera Dorsal). Desde Arafo, por la TF- 523 (carretera de Los Loros). Desde La Orotava, por la TF-21. Desde Guía de Isora, por la TF-38. Desde Vilaflor, por la TF-21.

Qué ver:

No dejes que ningún detalle se te escape, deléitate con el paisaje que se abre paso ante ti desde los numerosos miradores que encontrarás. Si te gusta la geología no desaproveches la ocasión de apreciar los barrancos, los pitones o lavas recientes que son muestras vivas de la esencia volcánica de la isla. Escucha el rumiar del agua perpetua del barranco del Río o paséate por los enclaves habitados de Las Dehesas y de Los Pelados donde podrás mezclarte con los agricultores que conservan tradiciones antiquísimas con sus cuartos de aperos y sus tradicionales bodegas.

Los vecinos viven su tiempo libre envueltos en la algarabía de sus cantos, en la conversación pausada y, por supuesto, comiendo y degustando ese vino de la tierra que guardan con celo en sus bodegas construidas con sus propias manos. No te puedes perder el Paisaje Lunar en los altos de Vilaflor que te hará sentir como Neil Armstrong en su famosa misión a bordo del Apolo XI o de andar por la impresionante zona de Cuevas Negras, al norte de Pico Viejo.

Merece la pena que te acerques a uno de los troncos de pino canario y descubras su corteza dura que lo convierte en un árbol inmune al fuego. Que respires dentro de esa enorme masa forestal, una de las mejores de toda Canarias, que sientas el aroma del fayal-brezal e incluso de uno de los últimos reductos que quedan en el mundo de Laurisilva ubicado en el barranco de Teguigue, en el valle de Güímar.

A 2.000 metros observarás un matorral de alta montaña similar al del Parque Nacional de las Cañadas del Teide. Asimismo, es habitual toparse con castaños, eucaliptos o cupresos en diversos puntos. Todo el espacio natural, sobre todo las laderas Sur y Norte, cuenta con abundantes especies amenazadas y protegidas.

Quizá si observas con atención puedes ver algo de la fauna que habita esta zona, donde los invertebrados forman el grupo más numeroso con un gran número de especies, muchas de ellas endémicas. A las aves también les encanta vivir en el Parque. Podrás avistar 37 especies que anidan aquí, a las que se añaden otras migratorias y visitantes ocasionales. Podrás contemplar cuatro de las aves únicas del archipiélago en esta zona: el pinzón azul del Teide, el mosquitero canario y las exclusivas paloma turqué y rabiche.

Déjate deslumbrar por el gavilán y el cernícalo, dos de las aves de mayor tamaño. Y por tres de las cuatro especies autóctonas de reptiles (la lisa, el perenquén y el lagarto tizón) que se encuentran en el Parque.

Los mamíferos más interesantes son los murciélagos —varios de ellos endémicos—, que viven en las cuevas y tubos volcánicos de la zona. Hay también especies introducidas desde el exterior como el conejo y el muflón de Córcega. Al primero lo podrás ver con facilidad mientras que el segundo es mucho más tímido y asustadizo.

Qué hacer:

¿Qué te apetece hacer?¿Te apetece perderte por la infinidad de senderos que recorren la Corona Forestal? ¿Tu cuerpo te pide más adrenalina y prefieres un vuelo en parapente? Quizá quieras hacer una ruta en mountain bike disfrutando del impresionante paisaje mientras te pones en forma. Escalada, paseos a caballo, espeleología, acampada,...Todo lo que pienses y más.

Y si necesitas más lánzate al vacío en la tirolina más larga de Canarias.

Forestal Park
Ctra. TF-24 Km 16, Las Lagunetas.
Tel. 0034 630385742
Web: www.forestalpark.com

Y si lo que deseas es algo más relajado, existen distintas áreas recreativas, como el campamento de Madre del Agua (en el término de Granadilla de Abona), el de Arenas Negras, el del Contador (en los altos de Arico) y el de Emilio Fernández Muñoz (altos de Los Realejos) en los que poder preparar una comida al aire libre, pasear o, simplemente, tumbarte bajo un árbol y disfrutar tranquilamente de los sonidos de la naturaleza.

Qué llevar:

Al igual que en el caso de la visita al Teide, no te olvides de llevar teléfono móvil por si surge cualquier imprevisto, protector solar y gorra y también abrigo y chubasquero, ya que el tiempo puede ser muy cambiante a esa altitud. No te olvides de llevar agua o bebida isotónica, alimentos para reponer las energías perdidas y, por supuesto, un calzado adecuado.

cerrar
Cómo llegar a:

Corona Forestal

Abrir en Google Maps