Espectáculos

Las luces se atenúan y solo el escenario queda iluminado. El público aplaude, escuchas los primeros acordes de la música y aparecen los artistas. Desde entonces hasta el final del espectáculo te sientes abatido ante tal estallido de color, ritmo y fantasía. Los movimientos, la melodía, la acción… Todo es capaz de crear, en apenas unas horas de función, el recuerdo de una noche mágica.

Productoabrir