Tenerife es más

La Isla ofrece al visitante todo para disfrutar

Cualquier momento es bueno para escapar de la rutina, olvidarse de todo y volar a Tenerife. La Isla del Teide es hoy mucho más que un destino con seguro de sol; es la elección perfecta para hacer un paréntesis y disfrutar de unos días dedicados a la relajación, el descanso y el cuidado del cuerpo y la mente. O para activarse practicando deporte al aire libre, en el mar, en el monte o en magníficos campos de golf.
Tenerife se deja descubrir en cualquier época del año con una sugerente mezcla de paisajes naturales y urbanos. Sorprende que esta Isla volcánica, amable y de paisajes espectaculares, ofrezca en sus 2.057 kilómetros cuadrados tantas y tan distintas maneras de vivir unas vacaciones alejado de la rutina, el estrés o el ritmo cotidiano.
Unos días de relax o de actividad en la Isla del Teide puede ser el mejor remedio para cargar baterías, oxigenarse y volver con las fuerzas renovadas al quehacer de cada día. El sol, la playa y la inactividad son una opción, pero no la única. Se puede elegir también por perderse en su naturaleza y en sus pueblos -llenos de encanto y repletos de edificios históricos-.
Sobran los escenarios para disfrutar al aire libre en esta Isla de parajes volcánicos, bosques exuberantes y tierras de cultivo, vides y plataneras. Si se desean unas vacaciones naturales y sanas, el senderismo, el parapente, el cicloturismo, los paseos a caballo o la observación guiada de estrellas son algunas de las opciones disponibles, aunque la escalada y la espeleología en tubos volcánicos también empiezan a ser demandadas cada vez con más fuerza.
El mar permite la práctica de windsurf y kite surf, que tienen su meca en las playas sureñas de El Médano, mientras que en toda la Isla existen clubes de buceo para descubrir los fondos marinos más sugerentes. En muchas playas es posible, asimismo, alquilar motos acuáticas o subir en parascending para ver, desde el silencio y la altura, las maravillas isleñas. Y aún queda la posibilidad de participar en alguna de las muchas excursiones en barco que parten cada día desde los puertos del sur de Tenerife para avistar las ballenas y delfines que han formado colonias en su costa.

Parque Nacional del Teide, Patrimonio Natural de la Humanidad
El Parque Nacional del Teide, el más visitado de Europa, es un lugar inolvidable declarado por la Unesco Patrimonio Natural de la Humanidad. Sobrecoge su aspecto lunar, su gran desierto de lava, sus formas imposibles y sus colores únicos, casi mágicos. E imponente resulta, sobre todo, el majestuoso volcán que le da nombre y que se sitúa en el centro del parque y de la Isla. Es, con 3.718 metros de altura, la montaña más alta de España.

Avistamiento de cetáceos
La costa suroeste de Tenerife es un lugar privilegiado para la observación de cetáceos en libertad, puesto que existen colonias de delfines que viven aquí todo el año. Su presencia es tan cercana a la costa, que ha convertido a Tenerife en el primer lugar de Europa en importancia por el número de personas que hacen avistamiento de cetáceos en libertad. Podemos encontrar hasta 21 especies diferentes en estas aguas, desde la gigantesca ballena azul hasta la temible orca. Una oportunidad que no debemos dejar escapar, ya que pocos lugares del planeta ofrecen este amplio abanico a tan poca distancia del hotel.

Gastronomía
Disfrutar de la oferta gastronómica de la Isla es también un buen modo de premiarse. La cocina tinerfeña aguarda al viajero con sorpresas culinarias que nacen de una exquisita combinación de tradición y modernidad. La cocina típica se caracteriza aquí por la sencillez de sus platos, elaborados con productos propios de la tierra y el mar de la Isla, de gran calidad y frescura.

Parques temáticos
Para disfrutar en familia o entre amigos, la oferta de la Isla es más que atractiva. Uno de los principales exponentes en esta materia es el Loro Parque, en Puerto de la Cruz. Su espectáculo estrella lo protagonizan cuatro magníficas orcas traídas de Florida, aunque también sorprende los que realizan cada día los delfines o los leones marinos. Pingüinos, tiburones, tigres, flamencos, caimanes, gorilas… en este inmenso jardín se cuida cada detalle para que los animales vivan en espacios que reproducen a la perfección su hábitat natural.
Muy cerca, PuebloChico, en La Orotava, propone un paseo por los lugares más emblemáticos del Archipiélago Canario: un parque de maquetas a escala en el que impresiona la exactitud y fidelidad con que se reproducen paisajes, edificios, calles y plazas.
Otro ejemplo de apuesta por el ocio en la zona sur, en Costa Adeje, es el nuevo Siam Park. Se trata de un gigantesco parque acuático –el mayor de Europa y el único climatizado al aire libre— increíblemente ambientado en el antiguo reino de Siam, con un total de 15 edificios traídos directamente desde Tailandia y con atracciones espectaculares, algunas, únicas en el mundo. Entre ellas, la mayor piscina de olas del mundo, capaz de crear una onda perfecta de más de tres metros, que se deshace en una bellísima playa artificial de arena blanca.

Ocio
Salir por la noche en Tenerife es una experiencia para vivir, por la oferta y variedad de posibilidades. No hay día de la semana en el que no haya miles de opciones para divertirse. El abanico se abre para ofrecer desde algo tranquilo como ir a una terraza, a algo más animado como asistir a una sala de espectáculos, jugar en un casino, bailar en una discoteca o, simplemente, disfrutar de un concierto. Terrazas, salas de espectáculos, discotecas o la posibilidad de acudir a conciertos en lugares tan impresionantes como el Auditorio, son otras opciones para no aburrirse.

Ocio urbano
Las ciudades de la Isla rebosan vida y animación, y en buena parte de ellas existe una programación estable de conciertos, exposiciones y representaciones teatrales. En Santa Cruz, la capital de la Isla, y en La Laguna, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la oferta es constante. Destacan las audiones de la Orquesta Sinfónica de Tenerife en el Auditorio de Tenerife Adán Martín, creado por Santiago Calatrava; la temporada de ópera o el Festival de Música de Canarias.
Ambas ciudades invitan al paseo; al descubrimiento del arte contemporáneo y de la historia en sus calles; a conocer sus museos y a perderse en sus tiendas, con primeras marcas en ropa, perfumería y electrónica a precios muy competitivos.

Salud y belleza
Visitar Tenerife es también un buen momento para dedicarse un poco de tiempo; para dejarse cuidar relajando el cuerpo y la mente en las mejores manos. La Isla cuenta con los mejores centros de SPA, con tratamientos especiales a base de piedras volcánicas, algas, envolvimientos de frutas o chocolate, masajes tradicionales, orientales, hidroterapia… la oferta es impresionante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*